Menú

Así ha subido y bajado la fiscalidad de los grandes ayuntamientos

Hacienda publica su análisis anual sobre impuestos locales y como afectan en los municipios a los contribuyentes. 

Hacienda publica su análisis anual sobre impuestos locales y como afectan en los municipios a los contribuyentes. 

La Agencia Tributaria de Madrid elabora anualmente el Ranking Tributario de los Municipios Españoles. Esta publicación permite conocer cuáles son los gobiernos locales que mejor y peor tratan a los contribuyentes. Dicho cálculo se establece a partir del análisis de los tipos fijados en gravámenes como el IBI o el IAE, así como la plusvalía municipal o los impuestos que gravan las obras o los vehículos.

Bienes Inmuebles

Soria se sitúa en cabeza de la tabla, con una cuota de 152 euros. También figuran en las posiciones de cabeza municipios como Tarragona, Lérida, Melilla, Ciudad Real, Toledo, Salamanca, Barcelona, Murcia y Almería.

La mayor variación interanual observada entre 2016 y 2017 nos la encontramos en Vitoria, donde este impuesto ha visto crecer su tipo impositivo del 0,22 al 0,32 del valor catastral del inmueble, lo que supone un 44% más. También Almería, Lérida, Soria, Ávila, Ceuta o Pamplona revisaron al alza este impuesto durante el último año.

Por el contrario, la mayor reducción se dio en Bilbao, donde el tipo del IBI ha pasado del 0,99 al 0,19, un descenso del 81%. Otras ciudades en las que se han aprobado reducciones importantes son San Sebastián, donde la tasa ha caído un 8%, o Córdoba, Palma, Zaragoza, Castellón y Zamora, que han aplicado reducciones de entre el 5% y el 6%.

Actividades Económicas

El gobierno local que exige un mayor esfuerzo fiscal por este concepto es Huelva, seguida de San Sebastián, Almería, Cádiz, Toledo, Tarragona, Lérida, Bilbao, Cuenca y Palma. Por el contrario, los niveles más reducidos de las capitales españolas nos los topamos en Ávila, Jaén, Salamanca, León, Badajoz, Orense, Soria, Zamora, Melilla y Lugo.

La mayor variación interanual observada entre 2016 y 2017 es la que ha registrado Vitoria, donde el coeficiente de situación medio se ha disparado un 68%, pasado de 1,58 a 2,66. También se han dado aumentos en Zaragoza, Lugo, Valladolid y San Sebastián, mientras que solo Palencia ha aplicado una rebaja durante el período estudiado.

Impuesto sobre vehículos

El Ayuntamiento que grava este impuesto con una tarifa más alta es San Sebastián, donde el cálculo del esfuerzo fiscal arroja una tarifa de 84,5, por delante de los 74,8 de Vitoria o los 68,2 del resto de ciudades que conforman el top diez (a saber: Ciudad Real, Granada, Huelva, Lérida, Palma, Tarragona, Teruel y Valladolid). En el extremo opuesto aparecen Ceuta, Melilla, Zamora, Cáceres, Palencia, Jaén, Badajoz, Pamplona, Pontevedra y Soria.

Los únicos cambios al alza en este impuesto han tenido lugar en Vitoria, que lo subió un 10% entre 2016 y 2017, y San Sebastián, donde el aumento ha sido más corto, del 0,99%. Sin embargo, apenas un consistorio optó por reducir su tarifa. Se trata de Oviedo, que rebajó este tributo en un 5,6% a lo largo del mismo período.

Construcciones, instalaciones y obras

La cuota más elevada de este impuesto es la que aplican Bilbao, Pamplona, San Sebastián y Vitoria, con un tipo del 5% para una actuación media de 6.000 euros, lo que redunda en un pago fiscal de 300 euros. A continuación nos topamos con un gran grupo de veintiún ciudades que aplican un tipo del 4%, entre las que figuran Alicante, La Coruña, Madrid, Palma, Valladolid o Zaragoza. Por el contrario, las tasas más bajas son el 1,8% de Santa Cruz de Tenerife, el 2,5% de Ávila, el 2,6% de Orense o el 2,7% de Palencia.

Este impuesto no ha vivido aumentos entre 2016 y 2017, pero sí bajó moderadamente en Málaga, con una caída del 5%, y en Valencia, con un descenso del 25%. En la ciudad andaluza, el tipo aplicado país del 4% al 3,8%, mientras que en la localidad del Túria se redujo del 4% al 3%.

Plusvalía municipal

En este caso, la cuota más alta es la que imponen los dieciocho ayuntamientos en los que la "plusvalía municipal" está gravada al 30%. Se trata de Alicante, Barcelona, Cádiz, Córdoba, Cuenca, Granada, Huelva, León, Logroño, Murcia, Oviedo, Palma, Las Palmas, Salamanca, Tenerife, Teruel, Vitoria y Zaragoza. En el extremo opuesto figuran los consistorios de ciudades como Bilbao (4,6%), San Sebastián (9,7%), Castellón (13,9%), Segovia (15%) o La Coruña (17,3%).

La variación más grande entre 2016 y 2017 se detectó en Vitoria, donde el tipo impositivo pasó del 22,9% al 30%, una subida del 31%. Bilbao también aprobó un aumento, esta vez del 24%, pasando del 3,7% al 4,6%. En el extremo opuesto están Málaga (bajada del 3%, pasando del 30% al 29%), San Sebastián (reducción del 5%, pasando del 10,2% al 9,7%) y Castellón (caída del 40%, pasando del 23,2% al 13,9%).

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad