Menú
Con tu apoyo hay ms Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustracin Liberal
  • Eventos

Septiembre confirma la desaceleración del empleo y tumba el optimismo del Gobierno

El paro y la afiliación evolucionan mejor de lo previsto en septiembre, pero los datos ratifican que el empleo pierde "tracción", según BBVA Research.

0
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo | EFE

Septiembre ha dejado un sabor agridulce en materia laboral, ya que, por un lado, arroja unos datos de paro y afiliación mejores de lo previsto inicialmente, pero, al mismo tiempo, se confirma la desaceleración, tanto de la economía española como de la creación de empleo.

Esta tendencia a la baja contrasta con el optimismo que pretende vender el Gobierno a la opinión pública. La ministra de Educación y portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha destacado este martes que los datos económicos de España "permanecen muy robustos", descartando, además, una desaceleración de la zona euro. "Estamos en la robustez".

Sin embargo, los indicadores laborales, que suelen avanzar el comportamiento de la economía, no dicen lo mismo. España crece y sigue creando empleo, sí, pero a un ritmo inferior al de los trimestres previos. Septiembre suele ser un mal mes para el mercado de trabajo debido al fin del período estival y la consiguiente extinción de contratos temporales ligados a la temporada turística, y éste no ha sido diferente, aunque mejor de lo esperado, tras la reciente debilidad observada en los meses anteriores.

El número de parados registrados en las oficinas del antiguo Inem subió en 20.441 personas (+0,6%), hasta un total de 3.202.509 desempleados, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo. Se trata del menor aumento en este mes desde 2014. Esta subida, con la que se encadenan dos meses de ascensos consecutivos, es inferior a la de 2017 (+27.858), 2016 (+22.801) y 2015 (+26.087), pero supera ligeramente la experimentada en 2014, cuando el paro subió en 19.720 personas. En los últimos doce meses, el desempleo ha caído en 207.673 parados (-6,09%)

Aunque lo más relevante es que, una vez eliminado el efecto estacional, y, por tanto, el impacto coyuntural del turismo, el paro siguió bajando en 19.398 personas con respecto a agosto, más incluso que en el mismo mes de 2017 (-17.200), lo cual es positivo.

evparse1.jpg

El paro se redujo en agricultura (-8.437 desempleados, -5,7%), en construcción (-7.427 parados, -2,6%) y en industria (-2.415 desempleados, -0,8%), pero estos descensos no fueron suficientes para compensar la subida del desempleo en los servicios (+28.945 parados, +1,3%) y en el colectivo sin empleo anterior (+9.775 desempleados, +3,5%), al que pertenecen muchos jóvenes que finalizan sus estudios.

Asimismo, el desempleo subió en once comunidades autónomas, lideradas por Andalucía (+12.021 parados), Extremadura (+3.640) y Asturias (+2.269), y bajó en seis, principalmente en Castilla-La Mancha (-5.196 desempleados), Canarias (-1.587) y La Rioja (-912 desempleados).

La creación de empleo pisa freno

Por otro lado, la Seguridad Social ganó una media de 22.899 afiliados (+0,1%), hasta un total de 18.862.713 cotizantes. Se trata del tercer mejor septiembre desde el año 2000. En concreto, este repunte es inferior al logrado en 2017 (+26.318) y 2005 (+28.627), pero en el resto de la serie histórica o se registraron descensos o los ascensos fueron menores a los logrados el pasado septiembre.

evparse3.jpg

Asimismo, en el último año, el número de cotizantes ha aumentado en 526.551 afiliados, a un ritmo del 2,87%, casi siete décimas menos que un año antes, impulsados principalmente por el Régimen General, que ha sumado 489.743 trabajadores desde septiembre de 2017 (+3,2%), y por el Régimen de Autónomos, que ha ganado en el último año 37.398 afiliados (+1,1%), su mayor repunte de los tres últimos ejercicios.

Igualmente, una vez eliminado el efecto estacional, el avance es aún mayor, dado que se crearon unos 50.800 empleos con respecto a agosto, un volumen similar al registrado en septiembre de 2017 (+53.400).

evparse2.jpg

Como suele ser habitual tras el fin de la temporada estival y el comienzo de la actividad escolar, la educación fue el sector donde más creció la afiliación en septiembre, con 53.308 ocupados (+7,4%), mientras que hostelería y comercio protagonizaron los mayores descensos al perder 39.227 y 31.963 ocupados, respectivamente (-2,7% y -1,3%). Tras la educación destacan también las subidas de actividades administrativas (+20.689 cotizantes, +1,6%); industria manufacturera (+13.840 afiliados, +0,7%), y construcción (+7.732 afiliados, +0,9%).

A nivel regional, la afiliación aumentó en ocho CCAA, especialmente en Madrid (+43.394 ocupados), Canarias (+10.192 cotizantes) y Cataluña (+9.763 ocupados), y bajó en nueve, principalmente en Baleares (-15.190), Andalucía (-6.645) y Galicia (-6.500).

El empleo pierde "tracción"

El balance de septiembre arroja, por tanto, claroscuros. Así, tal y como advierte BBVA Research, "estas cifras fueron insuficientes para compensar los registros decepcionantes de julio y agosto". Descontando la estacionalidad, el aumento trimestral de la ocupación ha sido del 0,6%, una décima menos que en el anterior trimestre previo, mientras que el desempleo bajó un 1,2%, frente al 1,6% del período anterior. Como consecuencia, "la recuperación del mercado laboral ha perdido tracción en el tercer trimestre de 2018", concluyen los expertos.

evparse4.jpg

Algo similar señalan otras entidades. Randstad, por ejemplo, indica que estos datos confirman la"lenta desaceleración" en la creación de empleo. En mayo de 2017, la afiliación avanzaba a un ritmo del 3,85% interanual, mientras que ahora crece al 2,87%.

Además, la desaceleración ha sido "más intensa" en el último año, ya que en septiembre de 2017 el empleo todavía crecía a una tasa del 3,55%, y desde entonces ha ido cayendo. De hecho, la afiliación desestacionalizada acumula ya tres meses consecutivos de descensos.

Por último, el informe de BBVA también incluye un interesante gráfico en el que se puede ver el buen desempeño que ha tenido la reforma laboral a la hora de crear empleo de calidad. Al contrario de lo que sostiene el actual Gobierno, el empleo indefinido ha crecido con mucha más fuerza desde que el mercado laboral empezó a beneficiarse de la flexibilidad introducida en 2012.

evparse5.jpg

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios