Menú

Guerra abierta de políticos y activistas contra los 'pisos colmena': "Esto es un acoso"

La compañía Haibu 4.0 denuncia que ni siquiera puede mostrar al público en qué va a consistir su proyecto a modo de piso piloto.

0
Activistas protestan en un local de Haibu | @GHabitatgeSants

A los fundadores de Haibu 4.0 la Guardia Urbana les lleva entregados "6 recibos con multas en lo que va del día" de hoy, denuncia Victoria Cerdán, una de las responsables. Esta empresa catalana es la ideóloga de los pisos colmena en España, y su proyecto ha estado rodeado de polémica desde que lo presentara el mes pasado. Acusada de comercializar "infraviviendas" o "casas-nicho", la compañía se ha enfrentado a una lluvia de críticas en las redes sociales a las que se han sumado algunos partidos políticos como Podemos.

Además, los alcaldes de los municipios donde pretendían llevarlas a cabo ya se han puesto manos a la obra para impedir que esta idea inspirada en los famosos hoteles cápsula de Japón vea la luz. El rechazo ha llegado hasta el punto de que ni siquiera les permiten mostrar al público en qué va a consistir el proyecto a modo de piso piloto. Este lunes, Haibu 4.0 tenía programada una visita con "inversores, mecenas y medios de comunicación premium", en un local de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), y la alcaldesa del municipio "ha intentado impedir la apertura", según relata Victoria Cerdán, en declaraciones a Libre Mercado.

haibu-interior.jpg
Prototipo de Haibu en Hospitalet

"Llevamos todo el día con la Guardia Urbana en la puerta y no nos dejaban abrir, pero al final hemos abierto y ya recurriremos las multas. Nos dicen que no tenemos licencia, pero es que el Ayuntamiento de Hospitalet se niega a dárnosla. No le estábamos pidiendo una licencia de vivienda, sólo queríamos hacer una exposición para enseñarle a la gente qué es lo que queremos hacer, pero hasta eso nos han denegado", cuenta la afectada. "No entiendo cómo la propia alcaldesa puede presumir en Twitter de prohibirnos la actividad", añade.

haibu-hospitalet.jpg
Interior del local de Hospitalet

La regidora del municipio, Nuria Marín (PSC), advirtió el pasado fin de semana que su consistorio combatiría los pisos colmena de Haibu 4.0 porque "no tienen cabida" en su ciudad. "Trabajamos para garantizar vivienda digna para todos y esta no es la vía", avisó. "No queremos pisos colmena. La Policía ha cerrado el local de la c/Holanda", presumía a través de su cuenta oficial. "Acceso a barrios de viviendas y decentes para los residentes", clamaba Marín

Activistas en sus locales

La compañía emprendió el pasado sábado un calendario de visitas en el local que posee en la calle Holanda de Hospitalet, que ha estado manchado por las visitas de la Guardia Urbana para clausurarlo. Pero este inmueble no es el único con problemas. En otro local que tiene en Sants (Barcelona) han recibido la visita de un grupo de activistas que se hacen llamar Grup d' Habitatgede Sants, "que nos han roto el material, nos han ocasionado destrozos en el interior y nos han precintado la puerta", asegura esta responsable de Haibu 4.0. "No toleraremos pisos infrahumanos", aseguran estos activistas.

El inmueble también ha sufrido las medidas del Ayuntamiento de Ada Colau, que les tiene paralizadas las obras. "Esto es un acoso. Si son viviendas dignas o no lo tendrá que decidir la gente", se lamenta Cerdán. "Lo que hemos hecho en la Colmena es tapar las camas para que haya privacidad, pero en las zonas comunes tienen salón, cocina, terraza...", explica.

zona-comun-haibu.jpg
Zona común en el local de Hospitalet

En el local de Sants pretendían colocar 15 cápsulas con unas ajustadas dimensiones de 3 metros cuadrados en los que habrían incluido una cama, una mesita y una estantería con el objetivo de ponerlos en alquiler. La tarifa base de la cápsula y de las zonas comunes sería de 200 euros al mes. "Es como un piso compartido", asegura la responsable.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco