Menú

Las productoras de Hollywood tiran de talonario para poder competir contra Netflix

Los productores de cine abren la cartera para competir con la plataforma digital de series y películas.

Los productores de cine abren la cartera para competir con la plataforma digital de series y películas.
Aplicación de Netflix | Alamy

Netflix ha pasado de ser un servicio de envíos de DVD a domicilio a convertirse en una auténtica pesadilla para las productoras tradicionales. La plataforma cuenta con 130 millones de suscriptores en todo el mundo y su potencial de crecimiento es abrumador. Lo que ha quedado claro en los últimos meses es que el servicio de streaming tiene un potencial económico mucho más fuerte que cualquier productora y grupo de comunicación tradicional.

Su presupuesto en contenido para 2018 supera los 12.000 millones de dólares, de los cuales el 85% serán para producir series y películas propias y el 15% restante para comprar contenido ya hecho. Unas cifras a las que no puede llegar ningún estudio de Hollywood y mucho menos alguna televisión. Este presupuesto se traduce en un mayor número de películas, ya que Netflix prevé llegar a los 82 largometrajes. Para entender lo que supone producir 82 películas basta con comparar con las 23 que realiza Warner. Por si fuera poco, para 2022 se espera un desembolso de más de 22.000 millones para producir contenido propio.

Un buen ejemplo es lo que sucede en la serie The Crown, una de las más vistas y laureadas de la plataforma, donde la compañía gastó 7 millones de euros por capítulo. Esto es cinco veces más que lo que gastó la cadena comercial más grande del Reino Unido en rodar cada episodio de Downton Abbey.

La amenaza para las productoras no para de crecer. De hecho, la nueva película de Martin Scorsese, llamada de The Irishman, y protagonizada por Robert De Niro y Al Pacino, ha sido producida por Netflix y se estrenará en la plataforma.

Por todo ello, Warner Bros y Walt Disney han comenzado a tirar de talonario para poder mantener lo que tienen hasta ahora. Un claro ejemplo es lo ocurrido con el productor y guionista Greg Berlanti, uno de los más solicitados y que ha llegado a trabajar hasta en 16 series a la vez. Precisamente, para evitar la marcha de una de sus estrellas, Warner Bros le ha ofrecido un contrato de 400 millones de dólares hasta 2024.

"Están pasando muchas cosas locas en el mercado a día de hoy. Hay una línea muy agresiva entre las viejas productoras y los medios tradicionales con las nuevas plataformas", asegura Joe Cohen, representante de talentos.

Temas

En Libre Mercado