Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El acoso a una animalista por tener un novio cazador: "Me dicen que me va a pegar un tiro"

Lleva más de dos semanas recibiendo el ataque de los que ella llama "veganos-talibanes" porque se han enterado de que su novio es cazador.

0
Patricia Sánchez-Planelles | Facebook

Taurinos, ecologistas, animalistas, cazadores, veganos… Las redes sociales se han convertido en un campo de batalla para todo tipo de colectivos. Las discusiones y los enfrentamientos entre ellos se producen a diario, ya sea por motivos de actualidad o porque alguno de los protagonistas les quiere recordar a sus archienemigos la lista de argumentos con los que deberían darse cuenta que están equivocados.

Es muy habitual que del intercambio de opiniones se pase al insulto. El anonimato de las redes sociales es la mejor trinchera. Tras las faltas de respeto, muchos dan un paso más y comienzan por el acoso. Este es el caso de Patricia Sánchez-Planelles, una animalista que lleva más de dos semanas recibiendo el ataque de los que ella llama "ecoterroristas" y "veganos-talibanes" porque se han enterado de que su novio es cazador.

Una lluvia de insultos ha caído sobre su cuenta personal de Facebook, aunque también asegura que "entre los más radicales se están pasando pantallazos con mi foto por Whatsapp". La persecución a la joven comenzó cuando su pareja publicó una opinión sobre la caza del lobo en el Bierzo ante la situación que viven algunos ganaderos por los ataques a su ganado. "Se metieron en su perfil, dieron conmigo y empezaron a llenarme el chat de insultos", cuenta la afectada a Libre Mercado. "Me dicen que tengo que borrar todo lo que tenga publicado sobre animalismo porque no soy quien para llamarme animalista, que soy una falsa, que doy asco", relata. Los peores deseos de estos energúmenos llegan hasta el punto de advertirle de que su novio le va "a pegar un tiro porque el perfil de todos los cazadores es psicopático. Me dicen que esperan que no me mate con la escopeta, como diciendo, ojalá te mate", cuenta.

La respuesta de Patricia

Lejos de amedrentarse, Sánchez-Planelles ha publicado un vídeo en Facebook donde responde a los radicales desmontando todos sus ataques y con la mejor sonrisa. El vídeo tiene más de 7.400 visualizaciones y un gran número de mensajes de apoyo.

"Los animalistas de sofá me estás insultando, acosando e instigando. Ese ecoterrorismo, ese fascismo que estáis intentando imponerme me resbala", asegura sin pelos en la lengua. "Decirle a una mujer libre con quién puede salir y con quién no para considerarse digna, es propio de países árabes donde se aplica la sharia. Yo soy una mujer libre. Tú no me vas a pedir explicaciones de por qué una mujer animalista está con un cazador", sentencia.

"Vuestro ecoterrorismo es ridículo. Repetís mantras sin tener ni puta idea porque estáis absolutamente desconectados de la naturaleza. Sois unos pisapraos, y eso con suerte. Cuando vivas en una gruta sin internet, sin medicación, sin tecnología, sin coche, sin ropa, teniendo que buscarte la vida entonces me das lecciones de moral y de ecologismo", espeta.

"No quiero ser como vosotros. Me encanta que me insultéis porque me aleja más de vosotros. Decís amar la vida pero tenéis el más grave de los especismos, que es contra vuestra propia especie", declara. La afectada les informa de que "conmigo no vais a conseguir ni que me pegue un tiro, ni que me vaya de Facebook". El pasado año la cazadora Melania Capitán, acosada por los animalistas, decidió suicidarse. A sus detractores también les sugiere que "antes de decirle a la gente lo que tiene que comer, con quién tiene que estar, cómo tiene que vivir… mirad vuestro plato, mirad lo que coméis, mirad con quién salís y mirad cómo vivís. Porque sois unos hipócritas la mayoría".

"Entre los cazadores también hay radicales"

No es la primera vez que la joven ha recibido insultos en las redes sociales. "Hay muchos radicales entre los cazadores también, que amenazan con pegar tiros a los que entren en sus cotos para protestar por las batidas. Los extremos se tocan y entre ellos se desean la muerte. Hay una violencia brutal. Muchos cazadores me han dicho que me merezco esto porque los animalistas les acosan a ellos", relata. Lo que más le sorprende a Patricia, que colabora activamente desde hace años con organizaciones de adopción y acogida de perros, es que "van a por las mujeres, tanto uno como otro bando". Atacada con todo tipo de insultos machistas, dice que "esto empezó por mi novio, pero han ido a por mí. Se han metido hasta con nuestras relaciones sexuales".

"Los que no me insultan me dicen que tengo que cambiar a mi novio para que deje de cazar cuando yo no soy nadie para meterme en eso. De hecho, he aprendido mucho de naturaleza con él. Estaría atentando contra su libertad, y yo defiendo la libertad y el diálogo. Yo estoy en contra de la caza, y obviamente tenemos nuestras discusiones, pero les guste o no es legal", recuerda.

Aunque Patricia asegura que no tiene miedo, es consciente de que la "caza de brujas donde las redes sociales son jueces y jurados de todo pueden hundir anímicamente a muchas personas". Los límites del acoso llegan hasta el punto "de celebrar la muerte o las cornadas a toreros, y soy antitaurina, pero no apruebo ese sadismo". Ninguna organización, como por ejemplo PACMA, ha mostrado su apoyo a esta animalista.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios