Menú

Carmena, en guerra con las terrazas del centro: 570 multas y 102 cierres en 2018

La actitud del gobierno local está marcada por la hostilidad hacia estos negocios. 

0
La actitud del gobierno local está marcada por la hostilidad hacia estos negocios. 
Terraza de un restaurante | Archivo

Desde que la extrema izquierda tomó el poder en el Ayuntamiento de Madrid, las terrazas de la capital de España han enfrentado un clima institucionalmente francamente muy desfavorable para hacer negocios.

Todo empezó en 2015, con el cierre temporal que enfrentó el célebre restaurante Ramsés. Entonces, los empleados del local llegaron a encadenarse para frenar los planes del consistorio y mantener sus puestos de trabajo.Pero aquello era solo el comienzo. Apenas unas semanas después, ocho terrazas más sufrían la misma suerte y se veían obligadas a echar el cierre.

Si 2015 fue un mal año para las terrazas, el 2016 no fue mucho más amable. En diciembre, por ejemplo, el Ayuntamiento cerró por sorpresa tres locales del Callejón de Puigcerdá, alegando supuestos incumplimientos en sus espacios abiertos. Precintar estos negocios cercanos a la calle Jorge Juan resultó en la cancelación de cientos de cenas de Navidad, un golpe letal para los restaurantes afectados.

Pero la dinámica hostil se mantuvo en 2017 y, de hecho, ha ido a más en 2018. En los nueve primeros meses del año, el equipo de Manuela Carmena ha registrado cerca de 600 actas por "incumplimiento de la ordenanza de veladores" del distrito Centro. Además de las sanciones que ha impuesto la Administración local, decenas de locales han sufrido un golpe aún mayor, puesto que se han visto obligados a cerrar sus terrazas.

El portal de datos del Ayuntamiento ha documentado alrededor de 5.300 mesas en las calles del centro de Madrid. Su extensión apenas alcanza el 5% de la superficie de las aceras, de modo que el tamaño de las terrazas parece más que asumible y no representa un problema para el tránsito de vecinos y visitantes.

Sin embargo, la actitud del gobierno local está marcada por la hostilidad hacia estos negocios. De hecho, según los datos que ya se han publicado en prensa, el gobierno local habría levantado 102 terrazas en los ocho primeros meses del año. La cosa podría ir a peor en 2019, puesto que el gobierno de Manuela Carmena se prepara para aprobar una normativa mucho más estricta hacia la presencia de mesas y sillas en las calles.

En Libre Mercado

    Servicios