Menú

Videovigilancia, el aliado de los empresarios y los trabajadores

La personalización y adaptación son algunos de los puntos fuertes de los sistemas de videovigilancia actuales.

Publirreportaje
0
Cámara de videovigilancia | Pixabay

La videovigilancia es una herramienta que ha aumentando sus funciones notablemente durante los últimos años y está adquiriendo niveles de sofisticación muy altos a medida que evoluciona también la tecnología. Tanto empresario como trabajador encuentran ventajas en este tipo de mecanismos de seguridad como la videovigilancia, ya que ofrece muy buenos resultados manteniendo siempre la privacidad de los usuarios; de manera que se refuerza la seguridad y el bienestar de todos.

El propietario no solo conoce inmediatamente cuando suena la alarma, sino que puede ver en todo momento lo que está ocurriendo en su local a través del teléfono móvil con una simple conexión a Internet. También es posible instalar una cámara que enfoque directamente a la caja registradora. Dichas imágenes pueden utilizarse como recurso para un posible reconocimiento si fuera necesario, ya que se pueden guardar y recuperar durante un periodo de treinta días. Tener constancia de lo que está ocurriendo puede ser muy positivo para el buen funcionamiento de una empresa.

El acceso desde el teléfono móvil a las funciones del sistema de videovigilancia es uno de los grandes avances del sector que más se ha desarrollado recientemente. El propietario tiene el control de lo que ocurre en su establecimiento desde cualquier punto. También, por ejemplo, puede saber inmediatamente si se hubiera ido la luz, lo cual es ideal para un local que necesita una conexión eléctrica constante. Además, funcionan a alto rendimiento tanto en interior como en zonas exteriores. Se adaptan a todo tipo de atmósferas y cumplen con un cien por cien de eficacia en cualquier condición.

La personalización y adaptación son algunos de los puntos fuertes de los sistemas de videovigilancia. En función de las necesidades de cada uno, es posible tanto comprarlo y tenerlo instalado de forma permanente como alquilarlo para el periodo de tiempo que se necesita. Están operativos durante las 24 horas gracias a un desarrollado modelo de visión nocturna que permite distinguir con absoluta claridad lo que ocurre pese a la oscuridad. Existen diferentes calidades y resoluciones de imágenes, en función de las necesidades que se requieran para el establecimiento. Entre la amplia variedad de opciones, hay cámaras con motor y rotación que permiten controlar un espacio mayor. El usuario puede, incluso, mover los aparatos a través de su teléfono móvil desde cualquier punto, solo necesita estar conectado a Internet.

La garantía de privacidad es otra de las ventajas de los actuales sistemas de videovigilancia. Se han mejorado todos los puntos gracias a los avances tecnológicos, de manera que se ha reforzado la seguridad, tanto para el empresario como para los trabajadores. En ese sentido, no es posibe hackear el sistema y las cámaras solo se activan en caso de saltar la alarma. Este punto es fundamental para mantener unos altos niveles de confianza del personal que está siendo grabado. Por lo tanto, las imágenes únicamente se pueden visualizar en caso de que la alarma suene por cualquier incidencia. Este protocolo consigue la doble función que debe cumplir un sistema de videovigilancia: respetar la privacidad del usuario y protegerlo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco