Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La Liga también carga contra al 'rejonazo fiscal' de PSOE y Podemos

El cambio relativo al IRPF supondría un desembolso superior a los 80 millones de euros. 

Patricia Malagón
0
Jugadores del Real Madrid | EFE

La Liga, una de las competiciones deportivas más seguidas del mundo, también quiere plantar cara al Gobierno de Pedro Sánchez. Javier Tebas, presidente de la institución, ha mandado una carta a los clubes para criticar su política fiscal, ya que puede perjudicar la llegada de estrellas del balón.

El porqué se ha producido este desencuentro hay que buscarlo en los Presupuestos Generales del Estado para 2019. En las cuentas se incluye un castigo fiscal para el fútbol sin precedentes en otras grandes competiciones como la Premiere League o la Bundesliga. El castigo afecta al IRPF, ahorro y Sociedades, así como a la tributación de dividendos y plusvalías en filiales.

Tal y como informa Expansión, Javier Tebas quiere poner de acuerdo a los clubes para frenar el hachazo fiscal que quieren imponerles. Esta nueva legislación supondría un duro varapalo para la competición nacional. El infierno fiscal español dificultaría que los grandes equipos como Madrid o Barcelona pudieran hacer desembolsos altos por las estrellas del fútbol. Además, los propios futbolistas también se verían afectados al tener que tributar más que en otros países. Cabe recordar que el fútbol aporta 1.200 millones de impuestos indirectos, más del 1% del PIB y mantiene a más de 100.000 familias.

El cambio relativo al IRPF supondría un desembolso superior a los 80 millones de euros, algo equivalente a la pérdida de 20 jugadores de élite. El Gobierno quiere subir el impuesto para las rentas a partir de 130.000 euros y cuatro puntos más para los que ganen más de 300.000, lo que afectaría gravemente al salario de los deportistas. La fiscalidad sobre el ahorro también se elevaría en cuatro puntos, hasta llegar al 27% para los rendimientos superiores a 140.000 euros.

El tercer cambio que afecta al fútbol español reside en la creación de una cuota líquida mínima de un 15% sobre la base imponible del Impuesto sobre Sociedades para los grupos que tributan en régimen de consolidación fiscal y empresas no integradas en grupos con una cifra de negocio de al menos 20 millones de euros.

Rumbo opuesto a Italia

En Italia, hay una ley que limita a 100.000 euros el pago anual de derechos de imagen exigido a las rentas altas. La medida fue anunciada en 2016 y entró en vigor con la Ley de Presupuestos de 2017. Pueden acogerse todos aquellos contribuyentes que lleven menos de un año en Italia.

El modelo se inspira en el sistema tributario suizo, conocido en el argot fiscal como el forfait tributario. Por esta vía, Italia sustituye la tributación de rentas de fuente extranjera por un flat tax o tarifa plana de 100.000 euros. El régimen puede llegar a prolongarse durante quince años, de modo que CR7 estaría cubierto de cara a los cuatro años que dura su contrato con el equipo de Turín.

La situación fiscal en España, por el contrario, es muy diferente. Una ley de 1996 declara que el 85% de los ingresos de los artistas y deportistas deben tributar con un tipo del 47%, pero permite que el otro 15% tribute al 28%. Por ejemplo, si un jugador gana 10 millones anuales, 8,5 los tributará al 47% y los 1,5 restantes al 28%. Son tipos bastante elevados, ya que suponen abonar a Hacienda casi la mitad de lo ganado.

Los problemas de muchos futbolistas con la Agencia Tributaria se producen por dos motivos. El primero es que muchos jugadores han cedido sus derechos a una empresa para cotizar sus beneficios publicitarios a través del Impuesto de Sociedades en lugar del IRPF, lo cual ha terminado generando importantes sanciones por parte de la Agencia Tributaria.

En los últimos años, han aflorado numerosos casos de futbolistas que han defraudado a Hacienda y han tenido que pagar una importante sanción. Ángel Di María, Alexis Sánchez, Luka Modric, Marcelo, Radamel Falcao, Ricardo Carvalho, Javier Mascherano, Fabio Coentrao, José Mourinho, Neymar, Leo Messi, Cristiano Ronaldo y Xabi Alonso forman parte de la larga lista de jugadores investigados y, en algunos casos, condenados por la Agencia Tributaria española.

La segunda razón es que Hacienda establece que los jugadores que residen en España deben tributar aquí por la totalidad de sus ingresos, en lugar de la proporción obtenida exclusivamente en nuestro país, elevando así la factura fiscal. La conocida como Ley Beckham, más favorable en materia fiscal, hizo que en su día muchos grandes futbolistas vinieran a España. Esta normativa permite a los extranjeros trasladados a nuestro país por motivos laborales tributar como no residentes los cinco primeros años. Esto supone que los impuestos que se pagan se hacen con una base del 19,5%, en lugar del tipo máximo del 45%. Pero esta normativa ya no puede competir con la de otros países.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios