Menú

Arcelor venderá activos a Liberty House para cumplir con Bruselas

El anuncio de la oferta vinculante supone que Arcelormittal ya ha recibido ofertas para la totalidad del plan de desinversiones acordado con Bruselas.

0
El anuncio de la oferta vinculante supone que Arcelormittal ya ha recibido ofertas para la totalidad del plan de desinversiones acordado con Bruselas.

El gigante siderúrgico Arcelor Mittal anunció hoy que ha recibido una oferta vinculante del grupo Liberty House para venderle su planta de Dudelange (Luxemburgo) y varias cadenas de acabado en Lieja, como parte de las condiciones impuestas por la Comisión Europea para aprobar su compra de la italiana Ilva.

El anuncio de hoy supone que Arcelormittal ya ha recibido ofertas para la totalidad del plan de desinversiones acordado con Bruselas, después de recibir hace unas semanas otra de la propia Liberty House para hacerse con sus plantas de Ostrava (República Checa), Galati (Rumanía), Skopje (Macedonia) y Piombino (Italia).

"La compañía ha recibido ofertas vinculantes para el plan de desinversiones completo para mantener sus compromisos con la Comisión Europea. Además, al acordar las ofertas vinculantes de Liberty House para el paquete de desinversiones completo, la compañía ha cumplido con la preferencia de la Comisión de encontrar un único comprador adecuado", indicó la compañía en un comunicado.

El grupo siderúrgico luxemburgués anunció en un comunicado que este acuerdo "está sujeto a que se complete la adquisición de Ilva (...) y condicionado a la aprobación por parte de la Comisión Europea y a la conclusión de las consultas con los consejos de trabajadores locales y europeos".

La Comisión Europea había aprobado la compra de Ilva por parte de Arcelormittal el pasado mes de mayo, aunque le había requerido que vendiera varias de sus plantas en Europa para evitar problemas de competencia e incrementos en los precios del acero.

Esta decisión fue el resultado de una investigación en profundidad iniciada en noviembre de 2017 por la Comisión, que determinó que la fusión tal como estaba anunciada habría provocado un aumento de los precios en los productos de acero al carbono laminados.

La entidad resultante habría controlado más del 40% de la capacidad de producción de estos productos en el Área Económica Europea, una presencia mucho mayor que la de rivales como Tata Steel, Thyssenkrupp y Voestalpine que no habrían podido seguir compitiendo, según explicó la Comisión en un comunicado.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia