Menú

Sánchez dispara el coste de las hipotecas: los clientes ya pagan más que antes

La reacción de la banca ha sido inmediata. Los clientes ya pagan por su hipoteca más que cuando tenían que asumir el impuesto de AJD.

0
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

Celia y Rodrigo (cambiamos sus nombres para salvaguardar su intimidad) son un joven matrimonio que ha decidido dejar su casa de alquiler para comprar un piso en Madrid y que han contado su experiencia a Libre Mercado, ya que su proceso de compra ha coincidido con la decisión del Supremo de enmendar la sentencia del pasado 18 de octubre y la posterior decisión del Gobierno cuando torció la mano al alto tribunal y decretó que fuera el banco quien pagase los gastos de constitución de la hipoteca.

Esta pareja ha vivido durante años de alquiler pero ahora, que piensan en tener familia y después de muchos meses buscando una buena oportunidad, han firmado el contrato de arras para la compra de un piso.

Entre los deberes que han tenido que hacer destacan la aportación de recursos propios –tras ahorrar durante años- y la búsqueda de una hipoteca. Para esto, han negociado con varias entidades y cuentan con diferentes ofertas de hipotecas tanto a tipo fijo como a tipo variable.

Debido a que se encontraban ocupados y preocupados por su operación inmobiliaria, ambos han estado prestando atención a la polémica sobre los gastos de hipoteca, ya que, a priori, significaría que ambos se ahorrarían el importe del famoso impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). También prestaron atención a las palabras del presidente del Gobierno cuando dijo creer que los bancos no repercutirían el coste de este impuesto a los clientes.

Pues dicho y hecho. Celia y Rodrigo han visto cómo en cuestión de tres días su oferta vinculante –"salvo que medien circunstancias extraordinarias o no imputables a la entidad"- saltaba por los aires y aplicaban una sustancial subida del interés pactado para la operación. "¡Y la subida supera el precio que hubiéramos tenido que pagar de AJD!" dice Celia a Libre Mercado mientras se lamenta de las decisiones arbitrarias del Gobierno.

El interés que habían pactado con la entidad era del 1,9% a plazo fijo y ahora tendrán que pagar un 2,2%, lo que supone una subida en la cuota mensual lo suficientemente alta como para terminar pagando, al finalizar el préstamo, notablemente más que lo que hubieran tenido que abonar en caso de asumir el impuesto de AJD.

El caso de Celia y Rodrigo no es aislado. Un vistazo a cualquier time line de Twitter desvela que su realidad es la misma que la de prácticamente todos los españoles que se encuentran estos días negociando una hipoteca. Esta situación responde a una realidad más que advertida por expertos y analistas. En Libre Mercado ya publicamos que la consecuencia inmediata del lío en el Supremo y la decisión de Sánchez sería el traslado del coste de AJD a los clientes, o bien mediante comisiones o bien en los intereses.

Es una realidad. CaixaBank, antes de que el Gobierno anunciara su medida, ya habían decidido asumir todos los costes, incluido el de la tasación, y eliminar la comisión de apertura, pero subieron los intereses exigidos para sus hipotecas de forma notable. Lo mismo han hecho otras entidades como Ibercaja. Bancos como Sabadell también han subido sus intereses en estos días y Santander ha retirado sus promociones gancho.

En definitiva, Sánchez ha condenado a los clientes de la banca a pagar en las hipotecas todavía más de lo que tenían que asumir hasta ahora por el impuesto de AJD.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios