Menú
Con tu apoyo hay ms Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustracin Liberal
  • Eventos

España se queda sola en su idea de disparar los impuestos a las tecnológicas

El Gobierno seguirá adelante con su tasa digital pese a que el plan de la UE es menos ambicioso.

LM/Agencias
0
Buscador Google | Pixabay/CC/422737

La ministra española de Economía, Nadia Calviño, aseguró este miércoles que España seguirá adelante con su plan de aprobar un impuesto nacional a las empresas digitales, pese a que Francia y Alemania presentaron en la noche del lunes al martes una propuesta menos ambiciosa para el conjunto de la Unión Europea (UE).

"Claramente, en la reunión he expuesto que el Gobierno de España tiene intención de seguir adelante y de proponer una tasa sobre determinados servicios digitales que tiene un ámbito más amplio que el que se ha planteado esta mañana", declaró Calviño, durante una rueda de prensa posterior a la reunión de titulares económicos de la UE, celebrada este martes en Bruselas.

Durante los últimos meses, los Estados miembros del club comunitario han debatido una iniciativa de la Comisión Europea (CE) que plantea un impuesto del 3% sobre la facturación por ciertos servicios digitales de las compañías de Internet que facturen más de 750 millones de euros en todo el mundo y más de 50 millones en la UE, y se aplicaría de forma temporal.

El objetivo era paliar la disparidad que existe entre lo que pagan en concepto de impuesto de sociedades estas plataformas digitales (9,5%) y las empresas tradicionales (23,2%), mientras se busca una solución global definitiva para gravar estos nuevos modelos económicos en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sin embargo, ante las dificultades para lograr la unanimidad necesaria de los países para aprobar el impuesto, Francia y Alemania propusieron en la noche del lunes al martes reducir el alcance de la propuesta inicial para que sólo grave la facturación por servicios publicitarios, al tiempo que amplía hasta marzo el plazo en que esperan que lo apruebe la UE. Así, se dejan fuera los servicios de intermediación entre usuarios y la venta de datos de usuarios.

España ha presentado su propio plan sobre un impuesto digital nacional, con independencia de que los Veintiocho aprueben finalmente o no una tasa comunitaria, que se inspira en la iniciativa inicial de la CE. "Nosotros lamentamos esta reducción del ámbito o que haya una menor ambición en términos de esta posible tasa digital", comentó la ministra hoy.

En cualquier caso, señaló que el Gobierno no se pronunciará sobre el nuevo posible impuesto para toda la UE hasta que haya analizado "cuáles son las implicaciones" y visto "cuál es el proceso y el desarrollo de las discusiones sobre esta propuesta si al final sale adelante". "En todo caso, estamos hablando siempre de armonización mínima y, por tanto, se contempla explícitamente que los Estados miembros pueden ir más allá si así lo desean, así que no hay ninguna razón para que cambiemos nuestra hoja de ruta en este tema", añadió. Calviño precisó que "la mayoría de los Estados miembros ha pedido tiempo para estudiarla".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios