Menú

La deuda de Navarra sube más de 400 euros por habitante con Barkos y el cuatripartito

La deuda pública por habitante en Navarra crece desde los 5.221 euros hasta los 5.660, a pesar del crecimiento económico. 

0
Uxue Barkos | EFE

El think tank Institución Futuro, con sede en Pamplona, ha presentado un informe sobre la evolución de los presupuestos generales de Navarra en la legislatura que arrancó en 2015 y concluirá en 2020. De acuerdo con este dossier, el cuatripartito que encabeza Uxue Barkos ha impulsado la deuda pública de la región foral en más de 400 euros por habitante.

Para ser precisos, los datos del INE y del Banco de España que ha analizado Institución Futuro arrojan un crecimiento de la deuda por habitante desde los 5.221 hasta los 5.660 euros. En total, la Administración navarra ha aumentado la recaudación fiscal por un monto cercano a los 980 millones de euros, pero esta subida de tributos no ha evitado que el déficit siga en pie, contribuyendo al aumento de la deuda.

El informe advierte del incremento de la deuda total del gobierno navarro, que ha subido en más de 430 millones de euros entre los años 2015 y 2017. "La ortodoxia fiscal hubiera sugerido aprovechar los vientos de cola del crecimiento económico para afrontar una mayor amortización de deuda pública para tener margen de actuación para cuando, en el futuro, entremos en una fase negativa del ciclo económico", señala el think tank.

En el año 2012, el déficit supuso un aumento de la deuda de 401 millones de euros. Sin embargo, las medidas de austeridad que tomó el gobierno de UPN redujeron dicha rúbrica a 289 millones en 2013 y 61 millones en 2014. No obstante, en 2015 se emitieron 125 millones de nuevos pasivos, mientras que en 2016 se produjo una subida de la deuda equivalente a 139 millones y en 2017 se elevó este capítulo hasta los 167 millones. Cuanto más se recupera la economía, peor lo hace el gobierno de Barkos a la hora de aminorar el déficit.

El grueso de los recursos se ha ido a transferencias corrientes, en línea con las políticas de asistencialismo que favorece la extrema izquierda. Para ser precisos, esta partida ha crecido en 366 millones de euros a lo largo de la legislatura. Los gastos de personal también van a más, otra muestra de clientelismo. En dicho apartado, el aumento es de 354 millones. Además, los gastos corrientes aumentan en 165 millones, como consecuencia de la ineficiente gestión del dinero público que está exhibiendo el cuatripartito. Por el contrario, las inversiones reales se reducen en un millón de euros, confirmando la estrategia del actual gobierno.

Sobre este último punto, Institución Futuro critica que "la distribución del nuevo gasto muestra un sesgo cortoplacista, al centrarse sobre todo en transferencias corrientes (entrega de recursos a beneficiarios sin contrapartida por parte de estos, sobre todo en el departamento de Derechos Sociales, con la Renta Garantizada como principal protagonista) y gasto de personal, en detrimento de un gasto más orientado a fortalecer la capacidad de crecimiento futuro de la región".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios