Menú

Historia de la cesta de Navidad y cómo ha evolucionado en los últimos años

Para hablar de la historia de esta cesta, hay que remontarse varios siglos atrás, concretamente al Imperio Romano.

Mª Luisa López Arregui
0
Llegan las cestas | Pixabay

Turrones, embutidos, mazapanes o champagne. Son algunos de los elementos más destacados de una cesta de Navidad. Cuando se aproximan estos días, en el mundo laboral suele crearse un sentimiento festivo típico de la Navidad: el regalo de una cesta de Navidad a sus empleados. Cualquier obsequio es motivo de alegría, pero aquellos relacionados con la comida tienen un toque especial. Sin embargo, muchas personas también apuestan por comprar la cesta de Navidad a sus amigos o familiares, donde incluyen los ingredientes que más agradan a la persona receptora. La cesta de Navidad es un elemento importante en la Navidad y conviene conocer su historia y su evolución. Por ello, desvelamos en este artículo cuál es y qué elementos tendría que llevar la cesta de Navidad estrella que guste a todos.

Una historia que surgió hace siglos

Recibir una cesta navideña siempre es sinónimo de sonrisa y emotividad. La presentación de los productos en estas cestas, junto a la inclusión de una dedicatoria y las diferentes decoraciones navideñas, hacen que se convierta en un regalo realmente especial. Asimismo, actualmente es posible recibirlas cómodamente en casa, por lo que aún es más sencilla de regalar. Por otro lado, es importante hablar también del buen momento que vive el sector, puesto que la crisis económica ha perdido fuerza desde que surgiese en 2008.

Para hablar de la historia de esta cesta, hay que remontarse varios siglos atrás, concretamente al Imperio Romano, donde encontramos los inicios de la tradición navideña. La sportula, consistía en repartir a los subordinados una cesta de comida para que la disfrutasen. Debían saludar al patrón a su casa para que se hiciese la entrega de la cesta.

La sportula era la cesta de mimbre en la que se incluían los productos. En comparación con la de ahora, se regalaban higos secos, olivo o laurel. A finales de Siglo XIX, se popularizó el hecho de regalarla en múltiples lugares y actualmente, en pequeñas y medianas empresas españolas es tradición obsequiar con ella a los empleados. A día de hoy, lo más popular es incluir embutidos, turrones, mazapanes, chocolate o jamón.

Sin embargo, todo evoluciona y al igual que gracias a Internet se pueden adquirir las cestas con un solo clic, lo cierto es que los alimentos y el tipo de comida también ha cambiado. Vivimos en un mundo donde la sociedad es ecléctica, por lo que se deben tener productos para todo el mundo. Así, mucha gente es seguidora del veganismo, por lo que es conveniente disponer de cestas navideñas adaptadas a dicha filosofía. Lo mismo ocurre con las personas celíacas, que deben consumir productos ausentes de gluten. Por esa razón, las cestas también deben contener productos de este tipo.

Además de ello, hay personas que optan por alimentos especiales o gourmet. Es importante conocer que hay cestas navideñas adaptadas a este tipo de gustos. Como puede observarse, existen cestas de todo tipo para todos los gustos. Ahora es el momento de que se escoja la más idónea y que a través de ella, se consiga transmitir el sentimiento navideño: gratitud, alegría y cariño.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation