Menú

El creador del videojuego gratuito 'Fornite' se cuela entre los más ricos del mundo

El beneficio de Epic Games se encuentra en las compras que los jugadores hacen dentro del juego. 

Patricia Malagón
0
Videojuego de Fornite | Fornite

Fornite llegó al mercado de los videojuegos en 2017, pero se consolidó como líder del sector en 2018. Rápidamente, millones de jóvenes quedaron fascinados con el juego y sus bailes ya son popularmente conocidos. De hecho, futbolistas como Özil o Griezmann -que celebra sus goles imitando a uno de sus personajes- y una larga lista de youtubers han mostrado su amor por este videojuego que arrasa en ventas.

En la actualidad, cuenta con más de 200 millones de usuarios en todo el mundo y tiene unos ingresos mensuales por encima de los 150 millones de dólares. De hecho, la primera estimación señala que, en 2018, la empresa desarrolladora, llamada Epic Games, ha terminado con más de 3.000 millones de beneficios.

Con todas estas cifras sobre la mesa, el creador y CEO de Epic Games, Tim Sweeney, de 48 años, se ha convertido en una de las personas más ricas del planeta. Según la lista publicada por Bloomberg, Sweeney, natural de Maryland, tiene una fortuna de 7.000 millones de dólares y se sitúa en el puesto 194 del ranking. Aunque, eso sí, sigue bastante alejado de los 160.000 millones de dólares de Jeff Bezos -actualmente el hombre más rico del mundo-.

La parte que más choca es que Fornite es un juego gratuito. No es como otros populares videojuegos en los que es necesario pagar una licencia para poder descargarlo en el ordenador o en la videoconsola. Por ejemplo, los dos juegos de fútbol más conocidos, cuestan entre 25 y 50 dólares. De hecho, solo se puede jugar de forma gratuita en la versión demo. Pero Fornite ha revolucionado la industria de los videojuegos al ofrecerlo en abierto.

A pesar de que es gratis, el beneficio de Epic Games se encuentra en las compras que los jugadores hacen dentro del juego. Comprar ropa, bailes, skins, uniformes, etc., se puede conseguir mediante pequeñas adquisiciones que cuestan pocos dólares. La empresa ingresa cada día más de 2 millones de dólares gracias a estas pequeñas compras, que no mejoran el rendimiento de los jugadores, pero sí su estética. De media, cada jugador gasta unos 80 euros para mejorar su experiencia de juego, a pesar de que las compras no les dan más posibilidades de ganar.

Un 'boom' en streaming

Este juego se juega en modalidad online contra otros jugadores conectados, que pueden ser conocidos por el jugador o no. En 2018, el youtuber conocido como El Rubius retransmitió una partida en directo con 99 jugadores conectados y reunió a más de un millón de personas, lo que le sirvió para marcar un récord mundial.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco