Menú

El Gobierno del PSOE asesta un nuevo golpe a caza, pesca, tiro deportivo y coleccionismo de armas

La reforma del reglamento de armas que propone el Gobierno es una de las más restrictivas de la UE.

0
El Gobierno publica el borrador del nuevo reglamento de armas | Pixabay/CC/dsjones

Entre indignación y sorpresa. Así es como han recibido las principales asociaciones de armas y cazadores del país el borrador de real-decreto que ha elaborado el Gobierno del PSOE para modificar el reglamento de armas vigente. La Comisión Europea aprobó en marzo de 2017 una nueva directiva sobre la autorización y el uso de armas en la UE, cuya tramitación fue muy compleja y no estuvo exenta de polémica. Sin embargo, tal y como suele suceder con las normativas comunitarias, el texto acordado dejaba margen suficiente a los estados miembro para que cada cual decidiera el mayor o menor nivel de restricción a aplicar.

Desde entonces, las diferentes asociaciones afectadas por esta nueva regulación han estado en contacto con el Gobierno, primero con el PP y ahora con el PSOE, para amoldar los nuevos requisitos a la legislación española, que ya es una de las más restrictivas de la UE. Así, la Asociación Nacional del Arma de España (Anarma) o la Federación Sectorial Española de Armas y Municiones (FSA), entre otras entidades, elaboraron un documento con 17 mejoras normativas que, además, decía cómo implementar la directiva de la forma menos lesiva para los usuarios españoles (sólo en caza, hay más de 850.000 licencias). El texto en cuestión fue refrendado por la práctica totalidad del sector, en una unidad de acción desconocida hasta el momento.

Dichas propuestas fueron remitidas a diferentes partidos (PP, PSOE, Cs y PNV) y a la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior, pero el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy optó por dilatar los plazos de tramitación hasta que, con la excusa del cambio de Gobierno, se indicó que no habría mejoras y se llevaría a cabo una trasposición tal cual de la directiva. El pasado junio, el Gobierno citó a los representantes del sector en la Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE) para mostrar las líneas maestras de dicha trasposición, pero, además de no atender las alegaciones pertinentes, el borrador diseñado ahora por el PSOE es mucho más restrictivo de lo que se esperaba inicialmente, disparando las críticas entre aficionados a la caza, la pesca, el tiro deportivo e incluso armeros y coleccionistas.

De hecho, el periodo de alegaciones a esta reforma comenzó el pasado 11 de enero sin que el Ejecutivo informara de ello al sector y el plazo concluye el próximo 7 de febrero, lo cual ha terminado por caldear aún más los ánimos en contra del PSOE. De la primera lectura del documento, al que ha tenido acceso Libre Mercado, Anarma destaca los siguientes puntos, alegando que "son extremadamente perjudiciales para nuestro colectivo" y suponen un nuevo "atropello a cazadores, tiradores deportivos, coleccionistas de armas y negocios de armería".

1. Confiscación de los cargadores de alta capacidad de pistola y rifle: a pesar de que la directiva europea contempla exenciones deportivas y de coleccionismo para el uso de cargadores de alta capacidad, más de 10 cartuchos para rifle y más de 20 para pistola, el Ministerio del Interior insiste en confiscar cientos de miles de estos cargadores sin compensación económica alguna. El precio medio de uno de estos accesorios, siendo conservadores, se sitúa alrededor de los 25 euros.

Por otra parte, se perjudica gravemente a los deportistas españoles, al impedirles entrenar y competir en igualdad de condiciones con tiradores de otros países. El texto solo admite la exención de coleccionismo para la tenencia de estos cargadores.

2 . Confiscación de armas semiautomáticas "civilizadas" (CETMEs): a pesar de lo acordado en diversas reuniones, las armas automáticas convertidas a semiautomáticas de forma irreversible sólo podrán mantenerse hasta la renovación de la licencia. Se calcula que podría afectar a 4.624 CETMES (800 euros por arma), además de otros rifles como, por ejemplo, los FAL austriacos. Tampoco se contempla su tenencia y transferencia entre coleccionistas o tiradores deportivos, como sí hace la directiva europea.

3. Se endurece la práctica deportiva con armas de fuego, aire comprimido, airsoft y arcos: se añaden dificultades para realizar tiradas, especialmente en el caso de los campos, polígonos o galerías de tiro militares, y se perjudica claramente al F-Class, PRS, IPSC, tiro al plato y otros. Se incluye un nuevo apartado que somete a autorización de los alcaldes el uso de armas de aire comprimido y arcos, que antes no se exigía.

4. Los coleccionistas de armas, a la cola de Europa: la directiva incorpora por primera vez una definición de coleccionista, pero siguen sin poder coleccionar todo tipo de armas, limitando la tenencia a determinados tipos que ya eran accesibles a través de otras licencias: armas antiguas datadas por Defensa, reproducciones de armas antiguas aprobadas por la Guardia Civil, armas históricas convenientemente acreditadas, armas artísticas, armas simuladas, armas flobert, armas acústicas, de señales y cargadores de alta capacidad.

Además, se hace más difícil el coleccionismo, ya que serán Defensa y Guardia Civil los que dirán qué se puede coleccionar o no. "Nuestra experiencia con la ICAE a la hora de definir arma histórica solo se puede catalogar como nefasta, en tanto en cuanto desde 2011 no han permitido incluir apenas ninguna en el actual libro del coleccionista", según critica esta asociación.

5. Se inventan una categoría nueva de armas, las "armas inutilizadas",con lo que esto supone a efectos de compra, custodia, permisos, etc.

6. Funcionarios "especialmente formados": el texto añade que sólo los funcionarios "especialmente formados" pueden acceder a armas prohibidas para el conjunto de los ciudadanos, pudiendo dificultar su adquisición a policías locales, por ejemplo. "Entendemos que este apartado puede hacer mucho daño al mercado y lo restringe notoriamente", añade la entidad.

7. Mayor exigencia de información al ciudadano honrado a la hora de comprar todo tipo de armas, no solo de fuego: en la redacción anterior, se exigían datos exhaustivos del comprador cuando se referían exclusivamente a armas de fuego, pero la reforma incluye todo tipo de armas (blancas, de pesca, etc.).

8. Se endurece el régimen sancionador, extendiéndose a todo tipo de armas, no solo de fuego.

9. Fuertes restricciones al aire comprimido, armas blancas, airsoft, arcos y fusiles de pesca: este nuevo reglamento insiste en que todas las armas reglamentarias, de fuego y no de fuego, especialmente las de aire comprimido, tienen que estar documentadas, lo que supone una restricción importante, así como los fusiles de pesca, que únicamente necesitaban documentación en su venta, pero no para su tenencia y uso. En concreto, se modifica "de forma preocupante" lo siguiente:

Art. 96.1 - Nadie podrá adquirir, alquilar, llevar, tener o usar armas en territorio español sin disponer de la correspondiente licencia, tarjeta o autorización expedida por los órganos administrativos a quienes este Reglamento atribuye tal competencia.

Se ha eliminado el término "armas de fuego" por, simplemente, "armas". Tal y como está redactado, haría referencia a todas, incluidas las blancas y las de aire comprimido o flechas. Y en el caso de las de aire comprimido e históricas, se señala expresamente que se requiere tarjeta para su adquisición.

10. Más hiperregulación y burocracia para la apertura y funcionamiento de las armerías.

11. Sanciones a cazadores y tiradores por la pérdida o robo de la escopeta y multas en el tránsito al destino de caza.

12. Se prohíben "las armas de fuego largas de cañones cortos": entran en la categoría de prohibidas las armas de "cañones cortos". Se mantiene el cañón de 30 cm como el mínimo para arma larga, pero "desconocemos qué son las armas de cañones cortos", concluyen desde Anarma.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation