Menú

La 'vía Sánchez' fracasa en Canadá: Trudeau sube impuestos a los ricos… y recauda menos

El bagaje económico de Trudeau está quedándose muy por debajo de las expectativas y la izquierda española se queda sin referentes.

0
El bagaje económico de Trudeau está quedándose muy por debajo de las expectativas y la izquierda española se queda sin referentes.
Pedro Sánchez, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau | EFE

Justin Trudeau es una de las grandes esperanzas de la izquierda occidental. Con el mapa político europeo teñido de azul y la presidencia de Estados Unidos en manos de Donald Trump, los socialdemócratas del mundo rico han mirado a Canadá en busca de un nuevo referente. Sin embargo, el bagaje económico de Trudeau está quedándose muy por debajo de las expectativas.

En clave española, quizá lo más revelador de lo que está pasando en el país norteamericano es todo lo relacionado con el impuesto "a los ricos" que introdujo el gabinete de Trudeau. Para ser precisos, el Ejecutivo canadiense adoptó en 2016 un recargo en el tramo superior del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Esta medida coincide con algunas de las propuestas tributarias que ha incluido el gobierno de Pedro Sánchez en sus Presupuestos para el año 2019. El gobierno español quiere aumentar el IRPF de las rentas más altas y también plantea un refuerzo en el Impuesto de Patrimonio. Pero seguir los pasos de Trudeau puede terminar arrojando menos recaudación, no más.

Y es que, como reflejan los datos de la Agencia Tributaria de Canadá, el primer año de aplicación de los nuevos impuestos "a los ricos" se ha saldado con un descenso en los caudales públicos obtenidos de este segmento de contribuyentes. Para ser precisos, las arcas del Estado canadiense han ingresado 3.000 millones de euros menos que en 2015, cuando la presión fiscal sobre las rentas altas era más baja.

El vuelco en términos presupuestarios es significativo, puesto que el gobierno de Justin Trudeau esperaba conseguir 2.000 millones de euros más con esta subida fiscal. Por lo tanto, el resultado ha sido un desvío de hasta 5.000 millones de euros: 3.000 millones por la caída en los ingresos y 2.000 millones por el aumento de ingresos recogido en las cuentas que nunca llegó a producirse.

Los datos de la Hacienda canadiense muestran que hasta 30.340 canadienses "desaparecieron" de este tramo de renta en cuanto se aplicaron las nuevas reglas tributarias de la Administración Trudeau. Evidentemente, esto apunta a una estrategia generalizada de elusión fiscal, mediante la cual los contribuyentes del país norteamericano alteraron sus esquemas retributivos con ánimo de esquivar legalmente las nuevas normas impositivas.

Es importante señalar, por otro lado, que Trudeau también incluyó una rebaja de impuestos a las clases medias en su propuesta fiscal, cosa que Sánchez no ha hecho en España. Para ser precisos, el gobierno canadiense redujo el segundo tramo del IRPF, para que pasase del 22% al 20,5%. Esta decisión se aleja de la agenda marcada por Sánchez, quien ha incrementado el IRPF de las rentas altas sin aminorarlo entre el resto de capas de ingresos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation