Menú

Mauricio Rojas le pide a Casado que defienda el cheque escolar y sanitario

El analista chileno señaló, entre otras cosas, que el PP debe abordar el debate sobre la inmigración.

0
Mauricio Rojas | Archivo

"Tal vez estamos haciendo historia". Así de optimista se mostró Mauricio Rojas durante su paso por la Convención Nacional del Partido Popular. El experto chileno tomó la palabra a lo largo de la jornada del sábado para alentar al nuevo líder de la agrupación azul, Pablo Casado, y para referirse a varios temas de máxima actualidad.

"La inmigración es un asunto que preocupa a millones de europeos. Tenemos que abordarlo, no podemos ignorarlo. Desde el centro-derecha, la respuesta pasa por desarrollar estrategias de integración que incorporen los principios característicos de nuestra familia política, especialmente la libertad y la responsabilidad", señaló.

Rojas defendió que "la capacidad de absorción de nuevos inmigrantes no es ilimitada. Por tanto, debemos tener en mente que los flujos migratorios no pueden dispararse. Si se rebasa la capacidad de integración, entonces surgen tensiones y diferencias que terminan provocando el malestar que estamos viendo en España".

"La integración del inmigrante tiene que girar en torno a los valores de España como país. No cabe dejar esta cuestión sujeta a la agenda propia de las comunidades autónomas. Esto significa, por ejemplo, que la principal variable que tiene que estar encima de la mesa es la del idioma común, que es el español", señaló el escritor.

A continuación, Rojas defendió "el principio de legalidad, entendida como la legalidad para llegar y para vivir en España. Sin leyes, se cae todo. Si exigimos a los nacionales que cumplan las leyes, ¿cómo no vamos a pedirle eso mismo a los que vienen de fuera? Para venir a España hay que cumplir la ley, para vivir a España hay que seguir cumpliendo la ley y, si no se cumplen las leyes, entonces ese inmigrante tiene que irse de España".

"El acceso a los programas de gasto social no tiene que ser universal de manera inmediata. Es evidente que hay cuestiones básicas que no se le pueden negar a nadie, como por ejemplo la asistencia en urgencias, que también se le brinda al turista extranjero. Pero, más allá de esos mínimos, el inmigrante tiene que irse ganando el derecho a acceder a otros programas de gasto social. Y, además, esos programas de gasto social no pueden estar diseñados solo para inmigrantes, sino que tienen que estar concebidos para solucionar situaciones de necesidad en términos genéricos".

"No queremos una España llena de pequeñas sociedades, una España como la que defiende el multiculturalismo. El multiculturalismo es una degeneración del concepto de tolerancia en virtud del cual se oprime a muchos hijos de inmigrantes, a muchas mujeres y a muchas personas que terminan subyugadas por colectivos que aplastan la libertad", señaló Rojas.

Reflexiones sobre el estado del bienestar

"Hay dos formas de entender el estado del bienestar. La mirada socialista quiere que el Estado sea una especie de instrumento de poder que controla la vida de las personas. Pone la burocracia y la política al mando de todas las decisiones del individuo. Quiere meterse en todo, regular todo, construir una sociedad a su modo. Pero, frente a esa forma de entender el estado del bienestar, hay otra mirada que es la nuestra, la que lo concibe como una vía para promover la libertad", explicó.

Pero, ¿cómo poner el estado del bienestar al servicio de las ideas liberales? Rojas propuso el sistema de cheques para la sanidad, la educación, el cuidado de mayores o la búsqueda de empleo. "Esa es la verdadera forma de promover el liberalismo en el marco del estado del bienestar. No busca reemplazar las decisiones del individuo, asumir el rol de la familia… sino jugar un rol subsidiario, que contribuye a que las personas desarrollen su vida en libertad. Más que un estado del bienestar, esta mirada es la de la sociedad del bienestar".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios