Menú

Uber prepara una flota de bicis y patinetes autónomos que se moverán solos por la ciudad

Uber prepara una flota de bicis y patinetes autónomos que se moverán solos por la ciudad.

0
Uber prepara una flota de bicis y patinetes autónomos que se moverán solos por la ciudad.

El futuro apunta a la conducción autónoma de todo tipo de vehículos, desde coches hasta patinetes y bicicletas, que estarán controlados por un robot inteligente. Precisamente, en estos dos últimos aparatos está centrado Chris Anderson, CEO de 3D Robotics, compañía de movilidad de Uber. Esta nueva rama del negocio, llamado "micromobility robotics", está trabajando en desarrollar tecnología de conducción autónoma aplicable para patinetes y bicicletas eléctricas de uso compartido. Cabe recordar que Uber ya cuenta con la flota Lime, los patinetes compartidos que circulan por diversas ciudades del mundo.

Posiblemente, la pregunta que muchos se pueden hacer es ¿qué sentido tiene la conducción autónoma en bicicletas y patinetes de uso compartido? Pues bien, la respuesta es clara: pueden ir a los puntos de carga solos. Hasta ahora, las empresas dedicadas a prestar estos servicios necesitan multitud de empleados que se encargan de recoger los vehículos, llevarlos a cargar y, una vez cargados, devolverlos a la vía. Pero, además, estos micro-vehículos también detectarán cuando hay mayor demanda en un punto de la ciudad y se trasladarán de manera autónoma de su ubicación actual hasta allí donde se les solicite.

Uber está mostrando una fuerte apuesta por este tipo de vehículos de uso compartido. De hecho, la división de la empresa, llamada Jump, trabaja en expandir la flota por todo el mundo. La empresa de origen estadounidense ha detectado que uno de los principales problemas de las grandes ciudades es la movilidad. El transporte público y las restricciones al tráfico no parecen solventar el problema y el futuro puede pasar por este tipo de micro-vehículos eléctricos.

Actualmente, Jump hace uso de las baterías intercambiables, que reponen los propios trabajadores de la compañía. De esta manera, se amplía el tiempo de duración de estos vehículos –lo normal es que tengan una autonomía de unos 30 o 40 kilómetros–. Por eso, apostar por la inteligencia artificial en estas bicis y patinetes hace que cuando tengan la batería baja regresen a los puntos seleccionados y allí o bien se carguen o bien se les recambie la batería.

Finalmente, lo económico tampoco hay que descuidarlo a la hora de valorar esta apuesta. Uber conseguiría reducir significativamente los gastos en personal si son los propios patinetes quienes regresan de forma autónoma a los puntos de carga. Como es lógico, los técnicos seguirían siendo necesarios, pero el ahorro en mano de obra es uno de los principales motivos de esta inversión.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD