Menú

Cómo conseguir un préstamo con Asnef

Recurrir a un préstamo si se está incluido en el registro de Asnef no es siempre fácil de satisfacer, pero hay opciones.

0
Recurrir a un préstamo si se está incluido en el registro de Asnef no es siempre fácil de satisfacer, pero hay opciones.

Los inicios siempre son duros, y si hablamos de los inicios de año, todavía es más cierta esta premisa. La cuesta de enero no pasa desapercibida en muchas casas de nuestro país, por lo que ante necesidades financieras acuciantes surgen cada vez más opciones distintas que tratan de suplirlas adaptándose a sus particularidades.

Y es que muchas familias pasan en algún momento apuros para llegar a fin de mes. Vencimientos de deudas contraídas durante anteriores procesos de financiación externa, pagos de facturas ineludibles y un largo sinfín de etcéteras se imponen a menudo sin que contemos con muchas armas para enfrentarlas.

En este sentido, la necesidad de recurrir a un préstamo si se está incluido en el registro de Asnef no es siempre fácil de satisfacer, ya que las estrictas condiciones que las entidades financieras imponen para asegurarse la devolución y rentabilidad de sus inversiones hacen que para muchos se trate simplemente de un mercado altamente inaccesible. Esta problemática ha dado lugar al crecimiento de un sector de la financiación que hasta hace poco nos resultaba simplemente un desconocido. Se trata de las entidades especializadas en la concesión de préstamos y créditos con Asnef, que adoptan distintas formas y características dependiendo del tipo de cliente que recurre a ellas.

Aunque el modelo más extendido es el de la concesión de pequeñas cantidades con vencimientos de deuda de corto plazo, existen otras entidades, como Creditoparticular.es, que se dedican a una franja superior de financiación. A través de ellas, sus clientes optan a acceder a sumas que van a partir de los 6.000€, pudiendo llegar a los 150.000€, pero siempre con garantía de una propiedad inmobiliaria, de la cual esta entidad prestará como máximo del 30% al 40% de su valor.

Además, otra de las características distintivas de esta entidad en concreto es que permite a sus clientes pedir préstamos estando en Asnef por impagos de algún tipo. Tampoco es conditio sine qua no la nómina del solicitante de crédito, lo cual es a menudo requisito indispensable en la banca tradicional. En este modelo, por el contrario, los requisitos relevantes tienen que ver con las características del bien inmobiliario que se acuerda como aval.

Aunque, en general, los bienes inmuebles que el cliente propone como garantía podrían ser de muy distintos tipos, desde apartamentos o casas a locales, naves o incluso establecimientos hoteleros. Es importante que estén libres de hipotecas o de cargas deudoras de algún tipo. Con todo, si este fuere el caso, estas entidades también proponen préstamos con Asnef para cancelar dichas deudas. De hecho, entre los clientes más habituales de este tipo de servicio se encuentran muy a menudo aquellos que solicitan dicho crédito para solventar las posiciones deudoras que han causado su inclusión en Asnef. De esta manera, incrementarían sus posibilidades de acceder a un crédito bancario al estar exentos de deudas.

En cuanto al coste de los intereses y comisiones, los expertos aconsejan asesorarse bien antes de decidirse. En el caso de Crédito Particular, que está regulado por el Ministerio de Sanidad y Consumo, los intereses acostumbran a oscilar entre el 9% y el 12%, y los plazos de devolución van de uno a 10 años.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia