Menú

El primer whisky hecho en un laboratorio se fabrica en 24 horas y cuesta 40 dólares

El lema impreso en su etiqueta es "whisky molecular".

Libre Mercado
0
El primer whisky hecho en un laboratorio se fabrica en 24 horas y cuesta 40 dólares
Whisky molecular | Glyph

El whisky es una de esas bebidas que encienden los debates entre los puristas y los amantes de este licor de malta. De hecho, en Escocia, cuna por excelencia del whisky, existe una ley que asegura que si el licor no pasa más de tres años en barrica no se le puede considerar whisky. Pero la ciencia y la tecnología han revolucionado la creación de whisky gracias a la marca Glyph, que vende cada botella a 40 dólares que lleva por etiqueta el lema de "whisky molecular".

Se fabrica en un pequeño laboratorio de San Francisco y, por ahora, la normativa ha prohibido que esta nueva bebida sea catalogada como ‘whisky’, aunque el sabor sea similar. La empresa, siendo conocedora de la polémica que iba a despertar, decidió poner en la etiqueta la frase de "creado con ánimo de provocar las mentes curiosas". La revolución de esta bebida es su particular modo de fabricación, ya que se crea en un laboratorio, no se deja madurar en barrica y en solo 24 horas se pueden crear varios litros de bebida.

Sus creadores explican que logran el sabor "mediante el uso de los mismos bloques de construcción de los destiladores convencionales. Creamos licores a través de un proceso que hemos desarrollado", aseguran en su web. Precisamente, el tiempo es el gran factor a tener en cuenta. Un whisky puede tardar entre 3 y 12 años en destilarse en barrica al uso tradicional, mientras que Glyph lo consigue en una noche. Para los destiladores esto no deja de ser sorprendente, pero, además del tiempo, el coste de almacenamiento, distribución por barriles y compra de materias primas también quedan suprimidos.

En cuanto al sabor, hay opiniones para todos los gustos. En Estados Unidos, varios críticos apuntan a que sabe como un vodka con aromas de whisky, mientras que otros lo califican como "muy aguado". Sin embargo, Glyph también ha cosechado fans que defienden su sabor. Por el momento, la bebida no ha salido fuera de Estados Unidos, pero sus creadores prevén asentarse en territorio americano y después distribuirlo por todo el mundo. Cuentan con la ventaja de que la rapidez de la fabricación de la bebida juega plenamente a su favor.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation