Menú

Carmena propone jornadas máximas de 16 horas para los VTC y 2 días de descanso semanal

Obligará a los VTC a llegar hojas de reclamaciones.

Lm/Agencias
0
Un conductor de Uber | Alamy

El Ayuntamiento de Madrid pretende fijar una jornada máxima de trabajo de 16 horas, además de dos días de descanso semanal, a los vehículos de alquiler con conductor (VTC), los que dan servicio a plataformas como Uber y Cabify, que también tendrán limitada su circulación en vacío en función de la categoría ambiental de cada coche.

Así lo contempla el borrador de la ordenanza municipal de Movilidad en la que trabaja el Consistorio de la capital, que ahora comienza el periodo de consultas, según han avanzado a Europa Press en fuentes de Medio Ambiente y Movilidad.

En cuanto a la limitación de los VTC para circular en vacío, según el borrador, se establecerá en función de la etiqueta medioambiental que tenga cada coche.

Así, el número de kilómetros que estos vehículos pueden realizar en vacío respecto a su kilometraje total en un determinado periodo será de un máximo del 25% si el coche tiene categoría ambiental 'A', de un 35% para los 'B', de un 50% para los 'C' y del 65% para los 'ECO'.

Además, el Ayuntamiento propone constituir un registro municipal de autorizaciones de VTC y aplicar la misma regulación de descansos que tiene el sector del taxi.

El horario máximo de trabajo de 16 horas diarias para VTC tendrá como excepción los vehículos adaptados a personas con movilidad reducida. En cuanto a las dos jornadas de descanso semanales, podrán eludirse en fechas concretas, al igual que ocurre con el taxi.

La nueva ordenanza municipal también recoge la prohibición de los VTC de estacionarse junto a nodos de transporte para garantizar la fluidez del tráfico.

"Queda prohibida la parada o estacionamiento a menos de 100 metros de aeropuertos, estaciones de ferrocarril o autobuses, o intercambiadores de transportes que dispongan en el interior de sus respectivos recintos de aparcamiento público rotacional u otro estacionamiento adecuado para la subida y bajada de clientes", indica el borrador de la nueva normativa del Ayuntamiento.

"Todo ello para prevenir la congestión de tráfico en las vías perimetrales a tales equipamientos, salvo que se trate de vehículos acondicionados para que una persona pueda acceder, viajar y descender en su propia silla de ruedas", añade el texto.

De igual forma, la ordenanza de Movilidad Sostenible prohibirá que "las aplicaciones móviles y otros sistemas informáticos que dispongan de funciones de geolocalización y que se utilicen para contratar VTCs fijen puntos de inicio o fin de sus trayectos en viales con carril bus o, en general, en cualquier ubicación donde la parada no esté permitida para tales vehículos".

Hojas de reclamaciones

La ordenanza incluye medidas para garantizar los derechos de los viajeros, dado que incluye el de solicitar hojas de reclamaciones en las que podrán exponer cualquier reclamación sobre la prestación del servicio.

Una vez redactado el borrador, el Ayuntamiento iniciará el preceptivo periodo de consultas, con el fin de debatir el texto que recoge las principales novedades que el Ayuntamiento quiere incluir en función de sus competencias en la materia.

Con esta ordenanza, el Consistorio busca regular el sector de las VTC en los viajes con origen y destino dentro de la ciudad de Madrid, con el fin de que respondan al interés general y en a partir de las competencias que tiene el Ayuntamiento en el sector, como son la ordenación del tráfico, el uso del espacio público o la protección del medio ambiente.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco