Menú

El Gobierno quiere multiplicar por 9 la energía solar y por 139 el número de vehículos eléctricos en 2030

El plan climático del PSOE calcula 5 millones de vehículos eléctricos en 2030, frente a las 36.000 unidades existentes hoy.

Libre Mercado
0
El Gobierno quiere multiplicar por 9 la energía solar y por 139 el número de vehículos eléctricos en 2030
El Gobierno aprueba su plan climático | Pixabay/CC/Joenomias

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el anteproyecto de Ley y Cambio Climático, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 y la Estrategia de Transición Energética para lograr una España descarbonizada de aquí a 2050.

Vehículos de cero emisiones

Los vehículos nuevos que no sean de cero emisiones de CO2 no se podrán vender en España en 2040. El borrador del PNIEC señala que se adoptarán las medidas necesarias, de acuerdo con la normativa europea, para que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, excluidos los matriculados como históricos, no destinados a usos no comerciales, reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que no más tarde de 2040 sean vehículos de emisiones cero de CO2.

El PNIEC prevé que la penetración de renovables en el sector de la movilidad alcanzará el 22% en 2030 a través de la incorporación de unos 5 millones de vehículos eléctricos (coches, furgonetas, motocicletas), aproximadamente el 16% del parque móvil que se espera en 2030, y el uso de biocarburantes avanzados. Para ello, el Gobierno lanzará un plan de impulso a la movilidad eléctrica con un importe total de 1.000 millones de euros entre 2021 y 2025, a un ritmo de unos 200 millones al año.

Actualmente, la presencia del vehículo eléctrico en el parque automovilístico español apenas supera las 36.000 unidades, de modo que alcanzar 5 millones anunciados supondría multiplicar por 139 veces el parque existente hoy en tan sólo 10 años. Estas cifras ambiciosas del Gobierno también chocan con las previsiones de otros sectores, como el petrolero, que da un recorrido para ese 2030 del vehículo eléctrico de en torno a un millón de unidades, representando apenas entre un 4-5% del parque total de automóviles.

Para facilitar el despliegue de los nuevos vehículos limpios, las grandes instalaciones de suministro de combustibles y carburantes a vehículos (aquellas que en el año 2018 tenga un volumen anual agregado de ventas de gasolina y gasóleo superior o igual a 5 millones de litros) deberán contar con al menos una infraestructura de recarga eléctrica de potencia igual o superior a 22 kilovatios. Esta medida afectará a un 9% de las estaciones existentes, unas 1.000, por valor de uno 31 millones, según fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica.

Renovables 100%

Por otro lado, el Gobierno prevé que la presencia de renovables en el uso final de energía sea del 42% en 2030, año en el que la generación procedente de estas fuentes alcanzará el 74%, con el objetivo de que en 2050 sea el 100%. En el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética también se establece que se harán subastas anuales de renovables de al menos 3.000 MW al año para alcanzar los objetivos.

El Plan estima que la potencia eólica instalada se duplique de 2015 a 2030 y que la solar fotovoltaica se multiplique por nueve, mientras que la nuclear se reduciría a más de la mitad. La energía eólica pasará de una potencia instalada de 22.925 MW en 2015 a 50.528 MW en 2030, y la solar fotovoltaica de 4.854 MW a 36.882 MW, mientras que la solar termoeléctrica pasa de 2.300 MW a 7.303 MW.

La nuclear, para la que está previsto un cierre ordenado por orden de antigüedad, por el que ninguna cerrará antes de 2025 y la última no después de 2035, pasará de 7.300 MW instalados en 2015 a 3.181 en 2030. En el caso de la producción de electricidad con carbón, el Plan prevé que las centrales que usan este combustible dejen de aportar energía al sistema como tarde en 2030, aunque no descarta que se mantenga parte de la potencia instalada allí donde se han acometido inversiones para cumplir con el marco comunitario.

La previsión es que el carbón pase de una potencia instalada de 11.311 MW en 2015 a una horquilla de entre cero y 1.300 MW, aunque fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica creen que, finalmente, serán cero, ya que considera que irán cerrando de forma natural por el alza de los precios de las emisiones de CO2. En España sólo cinco de las nueve centrales de carbón existentes han hecho adaptaciones para poder seguir operando después de 2020 y en 2027 tendrían que hacer una nueva.

En el caso de los ciclos combinados, la previsión es que en 2030 haya casi la misma potencia que en 2015, aunque habría una pequeña reducción, al pasar de 27.531 MW a 27.146 MW. Lo mismo ocurre con la hidráulica, aunque ésta experimenta un pequeño incremento, de 15.741 MW a 16.246 MW en 2030.

Así pues, el sistema eléctrico español tendría en 2030 una potencia total instalada de 157 gigavatios (GW), de los que 50 GW serán energía eólica; 37 GW, solar fotovoltaica; 27 GW, ciclos combinados de gas; 16 gigavatios, hidráulica; 8 GW, de bombeo; 7 GW, de solar termoeléctrica, y 3GW, nuclear.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco