Menú

El campo se rebela contra urbanitas y animalistas: "No tienen ni idea de lo que es la naturaleza"

El sector rural se manifestará el próximo 3 marzo en Madrid para denunciar "las agresiones e imposiciones del mundo urbano".

0
El sector rural se manifestará el próximo 3 marzo en Madrid para denunciar "las agresiones e imposiciones del mundo urbano".
Cazadores en una manifestación en Madrid | Antonio Pérez Henares/Facebook

"Los urbanitas redactan normativas desde sus oficinas en las ciudades sin haber pisado el campo ni saber lo que significa ni cómo nos afectan sus leyes". Es la queja generalizada del sector rural que ahora se alía en una sola entidad para fortalecerse. Pesca, caza, toros, campo y hasta los circos se han unido con sentimiento común: el hartazgo del abandono y el olvido en el que vive el campo en España, siendo industrias imprescindibles para el país. Es por ello que se acaba de conformar Alianza Rural, una nueva entidad que, entre otras muchas cosas, promueve la celebración de una manifestación el próximo 3 de marzo en Madrid. Miles de cazadores, taurinos, pescadores y circenses piensan dar voz y visibilidad a sus demandas en el centro de la capital y ante la mirada de miles de urbanitas.

El mundo del campo no es menos, ya que entre unos y otros conforman 10 millones de personas. José Luis Bruna, miembro de la Junta Directiva de Alianza Rural y presidente de la Federación de Pesca, confiesa que viajarán desde todos los puntos de España las más de 700 organizaciones que conforman esta particular alianza.

La mayoría se irá sumando a la manifestación con un propósito: "Enviaremos un mensaje dentro del entorno del urbanita. No es que estemos en contra de ellos ni de nadie. Simplemente, nuestros objetivos pasan por generar conocimiento en la ciudad para que quienes no salen del perímetro de las grandes capitales puedan entender qué es el campo y cómo funciona, explicar la desertización que sufrimos y, sobre todo, que no se tomen decisiones desde un despacho de una gran urbe bajo la ignorancia, ya que esto sólo perjudica a la naturaleza y las especies que habitan en ella", incide. "Vamos a la ciudad a explicar a los urbanitas cómo funciona la naturaleza", aclara el pescador.

VEGANOS.jpg
Manifestación de veganos contra el consumo de carne

Otra de las cuestiones que se ponen de relieve son las contradicciones en las que incurren muchos lugares urbanos prohibiendo la caza de jabalíes. Vicente Barrios, portavoz de la Junta Directiva de Alianza Rural y presidente de la Unión de Circos, denuncia la presión que ejerce el lobby animalista en los despachos. "Son movimientos que son nefastos para la naturaleza y su sostenibilidad. Por ejemplo, con el tema de los jabalíes se producen numerosas muertes al año en carreteras y ataques en vecindarios. Esto los animalistas no lo entienden, y mientras en Holanda han controlado a las poblaciones, aquí el nivel de nacimiento de jabatos va en aumento", critica.

Animalistas, un fastidio para animales

Otro ejemplo de las imposiciones de los burócratas urbanitas al campo se traduce en las innumerables regulaciones pluviales que existen en España. "Somos el segundo país con los ríos más transformados. No podemos pedir, por tanto, que existan poblaciones amplias de especies autóctonas porque necesitan un hábitat que no haya sido cambiado. Si las especies ibéricas necesitan aguas rápidas, si necesitan eso, no podrán vivir en un pantano con las aguas quietas y lleno de fango. Es como si pidieran que los seres humanos vivan bajo el agua. Pues eso es a lo que se dedican los urbanistas, a fastidiar a los animales y a todos", lamenta Bruna.

El mundo urbano atrapa como si el resto no existiera, pero sí, hay vida más allá de la ciudad, y mucha. En base a los datos aportados por Alianza Rural, en el caso de la agricultura, un millón y medio de personas se dedican a labrar el campo facturando entre 38.000 y 45.000 millones de euros anuales. Además, la caza, con un millón de aficionados, generan casi 300.000 puestos de trabajo.

"Es hora de estar todos a una, llevamos tres años trabajando para que nos escuchen", declara Vicente Barrios. Su compañero Bruna aboga por la dignificación de los hombres y mujeres del campo y remata dirigiéndose a los urbanitas con un mensaje: "No hay nada más arrogante que los ignorantes".

En Libre Mercado

    Servicios