Menú

Almeida pide soterrar la A-5 con un tercio del superávit anual del Ayuntamiento

Almeida ha defendido el fin de Madrid Central como medida de máxima urgencia.

0
Almeida ha defendido el fin de Madrid Central como medida de máxima urgencia.
José Luis Martínez-Almeida, candidato del PP a las elecciones municipales de Madrid | David Alonso Rincón

El deterioro de la circulación en la capital de España ha sido uno de los temas centrales de la presente legislatura. El gobierno de Manuela Carmena ha apostado por restringir la circulación de automóviles en decenas de calles, cerrando al tráfico general el centro de Madrid y limitando significativamente las opciones de desplazamiento en otras vías.

La actitud de la regidora choca con el discurso del Partido Popular, que defiende una mayor libertad para circular en coche por la ciudad. La postura de los azules es relevante, puesto que las encuestas publicadas durante las últimas semanas sitúan a José Luis Martínez Almeida como el candidato de la oposición con mayor intención de voto.

Frente a las trabas para circular por la almendra madrileña que ha impuesto Manuela Carmena, Almeida ha defendido el fin de Madrid Central como medida de máxima urgencia. El candidato de los populares ha cargado contra el proyecto estrella del gobierno comunista, que ha descrito como una "ocurrencia" del gabinete que lidera la ex jueza.

Al margen de Madrid Central, la discusión sobre las políticas de movilidad ha empezado a girar en torno al Paseo de Extremadura, donde el gobierno de Manuela Carmena ha impuesto severas limitaciones de la libertad de circulación. Así, en este tramo urbano de la A-5 se ha reducido la velocidad máxima a 70 km/h y se han instalado numerosos semáforos que pretenden ralentizar el tráfico.

Según los populares, las retenciones que ha provocado el consistorio en dicha sección superan ya los 20 minutos en hora punta. Ante semejante deterioro, Almeida ha propuesto que, si llega al gobierno local, defenderá el soterramiento de los carriles automovilísticos del Paseo de Extremadura. De acuerdo con sus cálculos, las obras durarían tres años y tendrían un coste de 180 millones de euros, de modo que se podrían financiar con un tercio del superávit anual que está registrando el consistorio.

Almeida explicó que el tramo incluido en este proyecto sería el que va desde la Avenida de Portugal hasta el cruce con la Avenida de los Poblados. La idea sería crear un túnel de seis carriles, tres por cada sentido de la circulación, mientras que la superficie se quedaría en dos carriles, pensados para vehículos privados de la zona y autobuses de la EMT.

El candidato del PP aseguró que, mientras se aprueba dicho proyecto, un hipotético gobierno de los azules eliminaría también los semáforos colocados en este tramo por el actual gobierno municipal. Igualmente, Almeida se comprometió a revisar al alza los límites de velocidad. Según ha explicado el aspirante azul a la alcaldía, los motivos para proceder a estas modificaciones son varios: facilidad para la circulación, reducción de las emisiones contaminantes generadas por los atascos y mejora de la calidad de vida para los vecinos de la zona.

En Libre Mercado

    Servicios