Menú

¿Dónde se paga más y menos IRPF? Los 300 euros de diferencia entre Cataluña y Madrid

Cataluña es la autonomía que más presión fiscal ejerce sobre las rentas bajas.

0
Cataluña es la autonomía que más presión fiscal ejerce sobre las rentas bajas.
El IRPF es el impuesto estrella de Hacienda | David Alonso Rincón

Con una recaudación de 77.838 millones de euros en 2018, el IRPF es el impuesto estrella de Hacienda, seguido muy de cerca por el IVA, que ingresó 66.365 millones el pasado año, lo que supone un récord en la recaudación de ambos tributos. La teoría nos dice que las Comunidades Autónomas (CCAA) regulan el 50% de los tipos del IRPF y el Estado, el otro 50% restante, aunque en muy pocas ocasiones ocurre exactamente así.

La tarifa estatal va desde el mínimo del 9,5%, a partir de una base liquidable de 12.450 euros, al máximo del 22,5%, a partir de los 60.000 euros, aunque las autonomías no imitan estos tipos, sino que juegan con el 10% de margen que tienen para aumentar o disminuir los impuestos a sus ciudadanos. Además, incluyen las deducciones que consideren oportunas y pueden establecer más tramos de los cinco que aparecen en la siguiente tabla, que es la estatal.

tarifa-irpf-19-ok.jpg

En España, solamente Castilla-La Mancha tiene una tarifa exactamente igual a la estatal (del 9,5% al 22,5%), por lo que al sumar el porcentaje estatal y el regional, resulta que los castellano-manchegos soportan un IRPF agregado que va del 19% al 45%.

Rentas bajas

Por regiones, las autonomías que menos gravan a las rentas bajas son Canarias y la Comunidad de Madrid, tal y como recoge el ultimo informe Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral del REAF (el órgano especializado en fiscalidad del Consejo General de Economistas). Ambas regiones tienen un tipo mínimo del 9% a partir de los 12.450 euros, que sumado al 9,5% estatal se convierte en el 18,5% agregado.

En el lado contrario se encuentra Cataluña, que es la que más presión fiscal ejerce sobre los contribuyentes que menos ganan. En concreto, el tipo mínimo en la región de Quim Torra está en el 12%, lo que dispara el agregado al 21,5%. A Cataluña le siguen Andalucía, Aragón, Asturias y la Comunidad Valenciana, que tienen el impuesto en el 10% y sitúa al agregado en el 19,5%.

Rentas altas

La Comunidad de Madrid también es la que menos grava a las rentas altas. El tipo máximo en esta región es del 21%, lo que hace un agregado del 43,5%, mientras que por el contrario, Andalucía, Asturias, Cantabria, Cataluña, La Rioja y la Comunidad Valenciana exigen a sus ciudadanos el 25,5%, que supondría el 48% agregado.

En la siguiente tabla se observa como un contribuyente que ingrese 16.000 euros pagaría 864 euros de IRPF en Madrid o Canarias, mientras que en Cataluña pagaría 1.004 euros. Así, la diferencia de residir en una región u otra sería de 140 euros. Las rentas de 12.000 a 16.000 euros están exentas.

Si los ingresos fueran de 30.000 euros al año, la diferencia entre Madrid y Cataluña continúa, ya que los madrileños pagarían 4.795 euros del impuesto, mientras que los catalanes tendrían que ingresar a las arcas del Estado 5.102 euros. Serían 307 euros de diferencia entre ambos territorios.

rentairpf19.jpg

Extremadura, a por las rentas medias-altas

En este ejemplo se está teniendo en cuenta que se trata de un contribuyente soltero, menor de 65 años, sin discapacidad, ni hijos, ni con ninguna otra circunstancia especial que le pudiera dar derecho a una deducción. También, obtiene todos sus ingresos de rentas del trabajo. Es el supuesto más sencillo.

La tabla también muestra que Extremadura es la región que más grava a las rentas que van desde los 45.000 euros a los 70.000 euros. Así, un extremeño con una renta de 45.000 euros pagará 551 euros más de IRPF que un madrileño. Esto es así, por la cantidad de tramos que aplica la región de Guillermo Fernández Vara a su escala autonómica como se puede ver a continuación.

irpf-extremadura-19.jpg

Lo mismo ocurre con la Comunidad Valenciana, que es la más confiscatoria con sus ciudadanos de rentas máximas. Y es que a las personas que ingresen más de 600.000 euros al año, Valencia les exigirá 273.672 euros en el Impuesto sobre la Renta, mientras que la cuantía a pagar en Madrid será de 249.386 euros, lo que supone una diferencia de 24.287 euros menos entre una u otra. La siguiente tabla corresponde a la región de Ximo Puig.

irpf-valencia-19.jpg

La Comunidad Valenciana supera a Cataluña en este supuesto porque aunque las dos gravan con el 25,5% a las bases liquidables de más de 175.000 euros, Valencia, por ejemplo, aplica el 25,5% también para los que ganan más de 120.000 euros, mientras que Cataluña impone el 23,5%. En la siguiente tabla se puede ver la escala autonómica catalana.

irpf-catalu-2019.jpg

En Libre Mercado

    Servicios