Menú

Las 3 formas más fáciles de financiar la Semana Santa

Dejando a un lado la posibilidad de solicitar un crédito bancario, existen tres alternativas principales para financiar la Semana Santa.

Libre Mercado
0
Semana del 15 al 21 de abril | Pixabay/CC/Pexels

Procesiones, playa, montaña, escapada rural… la Semana Santa está a la vuelta de la esquina y cualquier plan es apetecible para tomarse unos días de descanso. La semana pasada, se celebró el popular Miércoles de Ceniza, una fecha que pone en marcha la cuenta atrás de las vacaciones. Este año 2019, los días festivos caerán en la semana del 15 al 21 de abril.

A falta de esos ahorros necesarios para financiar el viaje, buscar financiación será una de las opciones preferidas por los españoles para no quedarse sin las merecidas vacaciones.

Dejando a un lado la posibilidad de solicitar un crédito bancario, ya que exige a los clientes cumplir con los estrictos requisitos, existen tres alternativas principales para financiar la Semana Santa. Se trata de las tarjetas de crédito, los préstamos online y el pago fraccionado.

Las tarjetas de crédito son una opción interesante para hacer frente a un gasto puntual como pueden ser las vacaciones. Sin necesidad de tener saldo en la cuenta bancaria, este trozo de plástico adelantará a sus propietarios un dinero que tendrán que devolver en un plazo determinado.

Normalmente, el pago de liquidación de la tarjeta suele ser de un mes y una vez cumplido, si no se dispone de fondos en la cuenta, se activan unos intereses considerables. Las tarjetas de crédito pueden ser emitidas por un banco, por una tienda, un proveedor de servicios o cualquier otro tipo de entidad financiera.

Los préstamos online son otra de las opciones. A diferencia de las tarjetas de crédito, los solicitantes no necesitan domiciliar una nómina para conseguirlo, basta con que tengan ingresos periódicos. Además, es posible estar dentro de un listado de morosos, como la Asnef, y que sean concedidos.

El proceso de solicitud de un préstamos online destaca por su sencillez y rapidez. Sin más trámites que rellenar una solicitud online y esperar unos minutos a que se produzca la validación, es posible tener el dinero en tu cuenta. Todo ello puede hacerse desde el ordenador de casa o desde el móvil. Por ejemplo, en Kredito24 los solicitantes pueden elegir la cantidad de dinero que necesitan y en cuántos plazos quieren devolverlo dependiendo de su situación.

Por último, está el pago fraccionado. Este sistema permite pagar el producto o servicio que se ha financiado por cuotas que normalmente son mensuales. Suele ser la compañía proveedora del producto la que lo ofrece, pero los requisitos que se exigen suelen ser mayores que en la opción anterior.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation