Menú

El Índice de Estrés Económico se duplica con Pedro Sánchez

El estrés económico de nuestro país ha crecido notablemente, hasta situarse en niveles medio-altos.

0
El estrés económico de nuestro país ha crecido notablemente, hasta situarse en niveles medio-altos.

El servicio de estudios CEPREDE considera que la economía española está aumentando notablemente su perfil de riesgo. Así lo confirma su Indicador de Estrés Económico, una medición mensual que agrupa treinta indicadores clave como el clima económico, el paro registrado, la producción industrial, el ritmo de las exportaciones o la evolución del crédito al sector privado.

Este informe de CEPREDE plantea los resultados en una escala que va de 0 a 100 puntos, siendo 0 un escenario de nulo estrés y 100 un supuesto de máxima alerta económica, similar al que vivió España en los peores momentos de la crisis del euro. Pues bien, de acuerdo con este criterio, el grado de incertidumbre de nuestra economía se ha duplicado desde que Pedro Sánchez está en La Moncloa.

Allá por julio de 2018, coincidiendo con el relevo en el gobierno que precipitó la moción de censura un mes antes, la nota cosechada por España en este informe oscilaba entre los 30 y los 35 puntos. Estábamos, por tanto, en una zona de incertidumbre media-baja, similar a la observada en 2014, 2015 y 2016, cuando la economía crecía por encima del 3% y el panorama político estaba relativamente despejado.

Todo eso saltó por los aires desde la segunda mitad de 2018. El estrés económico de nuestro país ha crecido notablemente, hasta situarse en niveles medio-altos. Para ser precisos, la última nota del indicador de CEPREDE es de 57 puntos sobre 100, por lo que estamos prácticamente dos veces por encima de las cotas observadas tras el adiós de Mariano Rajoy.

estres-economico-ceprede-1.png

El PIB mensual confirma la tendencia a la baja de la economía española. En términos interanuales, CEPREDE recuerda en su Modelo de Alta Frecuencia que el PIB avanzaba a una tasa del 2,6% en abril del año pasado. Sin embargo, en marzo de 2019 ya se había constatado un enfriamiento hasta el 2,1%, en línea con un panorama económico doméstico e internacional más sombrío.

Las advertencias de CEPREDE son similares a las que ha presentado el Banco de España, que espera un crecimiento del 2,2% en 2019 y del 1,9% en 2020. Según el supervisor financiero, el menor ritmo de crecimiento y el aumento del gasto acordado por el gobierno ampliará el déficit fiscal en 12.000 millones de euros.

En Libre Mercado

    Servicios