Menú

Los financieros que dejan la City tras el Brexit pagan 125.000 euros al año en impuestos

En el sector financiero ya se han diseñado los planes de contingencia necesarios para capear el temporal.

0
En el sector financiero ya se han diseñado los planes de contingencia necesarios para capear el temporal.
El mundo financiero británico se prepara para el Brexit | EFE

La materialización del divorcio entre Londres y Bruselas sigue retrasándose. Aunque el Brexit debía haber sido una realidad a finales de marzo, la falta de entendimiento en el Parlamento británico ha hecho que la Unión Europea termine aceptando una prórroga de tres meses que extenderá hasta junio la resolución de la salida.

En el sector financiero ya se han diseñado los planes de contingencia necesarios para capear el temporal. Ahora mismo, está previsto el traslado a filiales europeas de activos valorados en 1-1,5 billones de euros. Estos caudales tendrán como destino principal la capital irlandesa, Dublín, y la plaza financiera más importante de Alemania, Frankfurt. También habrá ciertos traslados a París, Milán o Madrid.

Pero, además de estas salidas, el Brexit desencadenará el adiós de miles de trabajadores altamente cualificados que se verán obligados a desempeñar su actividad lejos de Londres. En total, se estima que el sector financiero comunitario ha creado ya al menos 3.000 empleos orientados a absorber la entrada de activos llegados de la City.

Sin embargo, el desenlace del Brexit hará que esta cifra crezca notablemente. No en vano, los sondeos de la consultora EY muestran que las 200 firmas más grandes del sector tienen previsto deslocalizar a 7.000 profesionales más, de modo que el éxodo total rondaría los 10.000 financieros, una vez se haya desarrollado todo el proyecto.

El Financial Times ha explicado recientemente las distintas estrategias adoptadas por las grandes corporaciones financieras que operan en Londres. Citigroup ya opera a pleno rendimiento en Frankfurt, mientras que Bank of America ha invertido 400 millones de dólares en trasladar sus oficinas a París y Dublín. Por su parte, Barclays ha transferido 200.000 millones de dólares a su nueva división irlandesa, mientras que JP Morgan ya ha anunciado su intención de traer cientos de trabajos de back office a Madrid. Cuatro de cada diez empresas de la City van a trasladar toda o parte de su actividad a otras capitales de la UE.

Y esto nos lleva al agujero que va a suponer este éxodo en las cuentas públicas del Reino Unido. Las estimaciones recogidas por la prensa especializada señalan que cada uno de estos trabajadores aporta anualmente cerca de 125.000 euros a Hacienda, vía impuestos directos e indirectos. Por tanto, el agujero en los presupuestos superará los 1.000 millones de euros, una vez se haya consumado el adiós de estos financieros.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios