Menú

El PSOE insiste en su dato 'fake' sobre el paro: la estadística más mentirosa de las elecciones

Pedro Saura asegura que en los años de Gobierno socialista la tasa media de desempleo es inferior a la de los populares.

0
El PSOE insiste en su dato 'fake' sobre el paro: la estadística más mentirosa de las elecciones
Daniel Lacalle, Toni Roldán, Pedro Saura y Nacho Álvarez, este lunes, en el debate económico organizado por Voz Populi en Madrid. | Europa Press

Las campañas electorales no son el mejor momento para exigir rigor. Quizás deberían serlo y puede, incluso, que haya políticos, sobre todo entre esos recién llegados que ahora están tan de moda en los diferentes partidos, que realmente crean que ellos sí podrán salir del mitin, el titular, la proclama. Luego es complicado hacerlo: lo que necesitan los medios es un titular y lo que demandan los telediarios es un corte de 30 segundos. Por el camino, se pierde el matiz, el contexto, la argumentación.

Si esto es más o menos cierto en general, cuando se habla de estadísticas la cosa se pone todavía peor. Hay que lanzar un dato, una cifra, un porcentaje a la cara del contrincante. Y como hay muchas, siempre hay alguna a mano que demuestre las bondades de las propuestas de uno frente a las del rival. Ese gráfico que garantiza que tus gobiernos son más eficaces que los del contrario y tu programa, más sólido. Ahí está ese famoso dicho que asegura que "hay mentiras, grandes mentiras y estadísticas" (por cierto, es irónico, pero hay cierta discusión internetera sobre si el primero que lo dijo fue Benjamin Disraeli o Mark Twain).

Incluso así, debería haber un límite. Un punto que no se debería cruzar, el que significa pasar de la treta más o menos venial a la manipulación grosera y a la mentira descarada. Es más, si esas páginas que ahora proliferan, y que se arrogan el derecho a decidir sobre lo que es fake o no, tuvieran algún sentido probablemente debería ser denunciar estas últimas.

No parece que vaya a ser así.

En estas elecciones que ahora afrontan su última semana, se ha estado utilizando por parte del PSOE (y también Ciudadanos ha recurrido al truco, todo sea dicho) una estadística tan manipulada que resulta risible. Este mismo lunes lo hacía Pedro Saura, responsable de Economía de la candidatura de Pedro Sánchez, en el debate económico que ha organizado en Madrid Voz Populi con Daniel Lacalle (PP), Toni Roldán (Cs), Nacho Álvarez (Podemos) y Víctor González (VOX).

Saura ha vuelto a repetir un dato llamativo, que suena raro, contraintuitivo: "En los años de Gobierno del PSOE, la tasa media de paro es dos puntos inferior a la de los años de Gobierno del PP, del 16 por el 18%". ¿? ¿El PSOE hablando de desempleo? ¿Insinuando que es más bajo con Gobiernos socialistas que con los populares? Y como decimos, no es el único que usa un dato similar. Toni Roldán daba unos datos similares hace unas semanas en la entrevista que tuvo en Libre Mercado: "Da igual que gobierne el PP que el PSOE. Tienes un 17,5% de paro con los gobiernos del PP y un 17,6% con los del PSOE, prácticamente lo mismo" (min. 19.40 del vídeo de la entrevista completa).

Enfrente, los populares contraatacan con el siguiente gráfico (cogido de un tuit de Daniel Lacalle, aunque también lo utilizó Cayetana Álvarez de Toledo en su debate a seis de la semana pasada).

Y uno se pregunta, ¿quién tiene razón? ¿Son compatibles la afirmación de Saura y el gráfico de Lacalle? La respuesta es que lo son. Pero no porque, como ocurre en otras ocasiones, uno esté usando los datos que le convienen, moviendo ligeramente la comparativa o escogiendo la estadística que le viene bien. En este caso nos encontramos ante una manipulación. Sin más. Una tan burda que sorprende que tenga tanto recorrido.

La evolución de la tasa de paro en España desde 1976 es la siguiente (hemos marcado el nivel de la EPA del trimestre en el que tuvieron lugar las elecciones o, en el caso de Pedro Sánchez, la moción de censura):

tasa-paro-esp-ine-epa.jpg

Como vemos, los dos gobiernos del PSOE (Felipe Gonzáles y José Luis Rodríguez Zapatero) cogieron el país con una tasa de paro muy inferior a la que había cuando dejaron el Palacio de la Moncloa. Del mismo modo, José María Aznar y Mariano Rajoy hicieron lo contrario: el nivel de desempleo era mucho más bajo al terminar su mandato de lo que era al inicio.

¿Y entonces? ¿De dónde sale la cifra de Saura? La explicación es que está dando una tasa de paro "media", es decir: a Aznar le cuenta igual su último año, con el paro al 11%, que su primer año, cuando recibió del PSOE una tasa del 23%. Y a Zapatero le cuenta ese 11% que le dejó su antecesor lo mismo que el 22,5% que endosó a Rajoy.

La manipulación es evidente. De hecho, es tan grosera que llama la atención que se siga utilizando. Imaginemos un presidente del Gobierno que llega al poder con el 20% de paro y se va cuatro años después dejando un 10%: tasa media 15%; su sucesor coge el paro en el 10% y lo deja tras una legislatura en el 20%: tasa media 15%.

Pues bien, el PSOE (y Cs) está vendiendo que es lo mismo lo primero que lo segundo. Que en los dos casos, la realidad del mercado laboral es similar, que un Gobierno lo ha hecho igual de bien que el otro. De hecho, Saura incluso aseguraba este lunes que la media socialista era inferior, usando los datos de paro medio anual del INE (eso sí, no ha explicado a qué partido asignaba los años de elecciones).

En realidad, para que veamos la magnitud de la manipulación, podemos poner otro ejemplo: porque podría ocurrir que el dato medio anual sea muy inferior sin que eso suponga ninguna ventaja para el partido con la cifra buena. De nuevo, imaginemos un partido que llega al poder con una tasa de paro del 5%, que se convierte en sus siguientes años en el 6-7-15% = tasa media anual del 8%. Su rival le sucede con el 15% y revierte la tendencia en sus tres siguientes años en el poder 14-13-6% = tasa media anual del 12%. Es decir, con una tasa media anual un 50% superior… es evidente que es este segundo partido el que debería tener algo que celebrar.

De hecho, desde un punto de vista estadístico no político, las cifras podrían ser todavía peores para el PSOE y mejores para el PP. Cuando un presidente del Gobierno llega al poder su capacidad para cambiar el rumbo de la economía de su país es limitada. Incluso hay una cuestión de tiempos: entre la investidura, nombramiento de los ministros, aprobación del primer presupuesto, debate en el Congreso de sus primeras iniciativas legislativas… en todo ese proceso pasan unas semanas-meses. Ni el mejor presidente de Gobierno del mundo es capaz de detener un mercado laboral que se desploma ni el peor de hundir una economía que genera medio millón de empleos. En este sentido, cabría preguntarse si no sería más justo que los indicadores económicos de cada presidencia comenzaran tres-seis-nueve meses después del inicio del mandato (y, del mismo modo para los indicadores que marcan la salida del líder de turno). Así, por ejemplo, Mariano Rajoy comenzaría a ser responsable (si se puede usar este término) del paro a partir de la EPA del segundo trimestre de 2012 y su ejecutoria se mediría comparando esa cifra con la del tercer o cuarto trimestre de 2018 (en este artículo hablamos de paro, pero podríamos hacer la misma comparativa con el PIB o cualquier otro indicador).

Esto último (qué momento elegir para evaluar a cada Gobierno) es más discutible, aunque parece poco preciso empezar a contar el día 1 tras la investidura. En sus discursos, normalmente los políticos lo que hacen es alargar lo más posible el recurso a la herencia recibida cuando las cosas van mal (te puedes tirar dos años culpando de todo a los que estaban antes) y arrogándose cada nuevo empleo creado desde el primer día de su mandato cuando las cosas van bien (aunque todo el mundo sabe que eso es exagerado). También es cierto que esto sí que entra dentro del juego político normal de unas elecciones, esas pequeñas tretas y trucos que todos usan para quedar mejor ante el electorado. Lo que no es normal es la manipulación de la tasa media del paro para usarla como ejemplo de los logros de uno y otro Gobierno. Eso es directamente mentir. Incluso aunque los autoproclamados cazadores de bulos no digan nada.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco