Menú

El piloto automático de Tesla reducirá hasta un 90% la tasa de accidentes

Las compañías de seguros ya barajan el impacto del coche autónomo.

0
Las compañías de seguros ya barajan el impacto del coche autónomo.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) ha publicado un informe en el que asegura que los vehículos Tesla que usan la función Autosteer —piloto automático— reducen un 40% la tasa de accidentes. Pero esto no es todo, ya que las mejoras futuras en la que está trabajando la empresa de Elon Musk reducirían los siniestros hasta en un 90%.

Dos datos muy positivos que contrastan con la mala fama que arrastra este tipo de funcionalidades. En mayo de 2016, un conductor de un Tesla Model S que estaba usando el Autosteer falleció cuando su coche chocó con un camión en una intersección. Sin embargo, tiempo después las investigaciones concretaron que el fabricante quedaba exonerado del accidente.

Gracias a su seguridad, las compañías de seguros están ofreciendo atractivos descuentos a quienes usen está función en sus vehículos. Por ejemplo, la compañía Direct Line aplica descuentos del 5% a quienes activan la función del piloto automático en sus vehículos Tesla. En Estados Unidos, otra compañía de seguros, Root, ofrece descuentos de hasta el 9%.

Las estadísticas que manejan las grandes aseguradoras muestran que el 95% de los accidentes de tráfico son causados por los propios conductores, de modo que funcionalidades como el piloto automático ayudarán a reducir la siniestralidad. Los coches autónomos serán más seguros cuando no haya humanos en la carretera, o al menos eso revelan los estudios. La capacidad para comunicarse entre todos los vehículos hará que el tráfico sea más seguro y que las colisiones sean menos probables y frecuentes.

Quizá por ello las aseguradoras están apostando con fuerza por este tipo de vehículos, a los que también consideran más seguros. De hecho, no se descarta que en el futuro sea probable que desaparezcan los seguros individuales para los conductores —o al menos la obligatoriedad de los mismos—.

Cuando las empresas tengan la confianza suficiente en sus vehículos de auto conducción, podrán asumir la responsabilidad de pagar un accidente si es fallo del software. Esto probablemente empujaría a la industria automotriz hacia un modelo donde los coches son arrendados predominantemente, en lugar de ser propietarios.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios