Menú

Galicia, la que más reduce su gasto desde 2008, y Valencia, la que más lo aumenta

El peso del gasto autonómico sobre el PIB solo baja de forma significativa en Navarra.

0
El peso del gasto autonómico sobre el PIB solo baja de forma significativa en Navarra.

Desde el año 2008 hasta el pasado ejercicio 2018, España ha atravesado dos ciclos económicos muy diferenciados. Hasta el curso 2012, el PIB de nuestro país experimenta una fuerte corrección que se traduce en una explosión de los niveles de desempleo. A partir de entonces, la actividad empieza a recuperarse y el paro baja con fuerza.

En términos de gasto público, las comunidades autónomas salen de la crisis y la recuperación con experiencias muy distintas. Así, mientras que el peso del gasto realizado por la Administración regional ha bajado en Galicia del 20,1% al 17,2% del PIB, Comunidad Valenciana experimenta el comportamiento opuesto y vive un repunte del 13% al 18,4% del PIB.

Galicia y Comunidad Valencia son, por lo tanto, las dos caras de la moneda. Analicemos para empezar el caso de la región atlántica. Su ratio gasto/PIB ascendía al 20,1% en 2008, pero fue bajando de forma progresiva desde entonces, bajo gobierno del popular Núñez Feijóo. De esta forma, en 2010 se registró un gasto público autonómico del 19,5% del PIB, mientras que en 2013 se alcanzaba el 18,2% y en 2018 se llegó al 17,1%.

aumento-gasto-publico-ccaa.png

Por el contrario, la comunidad mediterránea ha experimentado una evolución muy distinta. En 2008, el nivel de gasto público aprobado por el Ejecutivo regional ascendía al 13% del PIB, uno de los niveles más bajos de la tabla. Sin embargo, este indicador fue subiendo de forma progresiva, primero bajo gobierno del PP y después con el PSOE y Compromís en la Generalidad. Hoy, el gasto llega al 18,4% del PIB autonómico.

Analizando el resto de comunidades autónomas vemos que la austeridad ha brillado por su ausencia. Al margen de Galicia, el peso del gasto autonómico sobre el PIB solo baja de forma significativa en Navarra, donde se reduce 3,11 puntos porcentuales y alcanza el 20,4% del PIB. Hay una disminución inferior al 0,5% en Andalucía (del 22,1% del PIB en 2008 al 21,7% en 2018) y Castilla-La Mancha (del 22,5% del PIB en 2008 al 22,3% en 2018), siendo algo mayor el ajuste de Extremadura (del 29% del PIB en 2008 al 28,2% en 2018).

En su conjunto, el gasto medio de las comunidades autónomas en 2008 era del 17,6% de su PIB regional. Esta cifra ha oscilado desde entonces, pero moviéndose siempre por encima de los niveles pre-crisis. La serie concluye en un 18,32% del PIB para 2018, lo que supone 0,75 puntos más que en los primeros compases de la Gran Recesión.

En Libre Mercado

    Servicios