Menú

El IBI, el impuesto municipal "más potente que no ha parado de subir"

"Los ayuntamientos llevan años subiendo el IBI, y eso les ha servido para sanear su cuentas", señala el presidente del Consejo General de Economistas.

0
El IBI, el impuesto municipal "más potente que no ha parado de subir"
El IBI es el tributo municipal que más recauda | Alamy

"Hay que replantearse si es buena una fiscalidad tan elevada sobre el ciudadano y sobre la vivienda", responde el presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, cuando le preguntan por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

El IBI es el tributo estrella de los ayuntamientos españoles porque es el que más contribuye a engordar sus arcas. En concreto, este impuesto representa al 28,2% de todos los ingresos municipales, tal y como recoge el Consejo General de Economistas y el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) en su último informe.

Al IBI le sigue, de lejos, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), el famoso numerito del coche, y el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, la famosa plusvalía. Cada uno recauda apenas un 4,7% del total de los ingresos municipales. "El IBI es el principal impuesto municipal, el más potente", insiste Pich. Además, para los recaudadores, "es muy fácil de liquidar porque está todo automatizado", señala entre su lista de bondades.

En la mayoría de capitales, los ingresos por IBI representan más de un 60% de los ingresos impositivos, llegando a suponer en Ciudad Real el 78,4% de los ingresos del conjunto de impuestos locales, mientras que en Vitoria solamente representan el 46,9%, una diferencia entre el mayor y el menor porcentaje de 31,7 puntos porcentuales.

Y mientras el IBI hace las delicias de los ayuntamientos, su factura hace mella en el bolsillo del contribuyente año a año. Este tributo grava el valor de los bienes inmuebles con independencia de su producto o de la renta que de ellos se deriva. Para calcular el IBI, hay que tener en cuenta el valor catastral del inmueble (rústico o urbano) y el gravamen que le aplica cada ayuntamiento, siempre dentro de unos límites. Así, entre un municipio u otro existen grandes diferencias, como ya hemos publicado en Libre Mercado.

"Es hora de devolverle el favor a los ciudadanos"

"Hay dos formas de subir el IBI: subiendo el valor catastral o los tipos. Y hay que tener cuidado porque no han parado de subir los dos", advierte Pich. El presidente del Consejo General de Economistas de España no duda en recomendar a los consistorios rebajar la fiscalidad del IBI. "Los ayuntamientos llevan varios años subiendo el IBI, y eso les ha servido para sanear las cuentas a pesar de la crisis, pero ya es hora de devolverle el favor a los ciudadanos", apunta.

Además, el experto ha criticado la doble o triple imposición que sufren los propietarios de vivienda. Y es que, además del IBI, Hacienda también les puede exigir por tener esa casa pagar el Impuesto de Patrimonio, la imputación de rentas inmobiliarias en el IRPF o Sucesiones y Donaciones, si se da el caso. "Hay que tomar conciencia de que puede haber doble o triple imposición. Por ejemplo, con el Impuesto de Patrimonio, que cobran algunas Comunidades Autónomas, o con las rentas de segunda residencia en el IRPF", avisa. "

Si políticamente se decide pagar más", en referencia a las subidas catastrales que se avecinan en nuestro país, "a ver qué opinan los contribuyentes", añade Pich.

Los Presupuestos que presentó el Gobierno socialista al Congreso el pasado mes de enero, incluyeron que la Dirección General del Catastro fijara el valor de referencia en el mercado de 78,06 millones de inmuebles urbanos y rústicos. La idea de Hacienda es que los valores catastrales se ajusten a los reales, y en pleno ciclo alcista de los precios de la vivienda, todo apunta a que esa revisión supondrá una subida. "Adaptar los valores catastrales al valor de mercado no es otra cosa que pagar más", confirma Pich. Todavía no está claro para qué quiere utilizar María Jesús Montero la creación de este nuevo valor, que será distinto del valor catastral, pero que no ha confirmado que vaya a sustituirle.

Lo que sí ha puesto en marcha Hacienda en este sentido es la revisión de seis millones de valores catastrales que afectarán a 1.000 municipios españoles. La revisión podrá ser al alza o a la baja.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios