Menú

Las empresas chinas fabrican imitaciones de coches europeos y norteamericanos

China se ha lanzado a imitar los coches de las principales marcas.

China se ha lanzado a imitar los coches de las principales marcas.
El modelo Youxia X | Youxia

La copia e imitación de productos europeos y norteamericanos por parte de empresas chinas es algo de lo más común. La propiedad intelectual permanece ausente en China y por eso se han lanzado a imitar los coches de las principales marcas automovilísticas. Quizá la copia más destacada sea la de Tesla. El modelo Youxia Ranger X es un calco del Tesla Model S, pero no es la única.

El diseño del Ranger X es muy similar al del Model S. La empresa china incluye características como la personalización de los colores, que es idéntica a la de Tesla, los marcos de las ventanas son prácticamente iguales e incluso el logo es muy parecido. Pero más allá de eso, la diferencia sustancial está en el precio, ya que el Model S más barato supera los 113.000 euros y tiene una potencia de 525 CV, mientras que el Ranger X está valorado en 40.000 euros, aunque su potencia es de 348 CV.

Más copias

Otras empresas como Chery, Zotye o Jiangling también están replicando coches europeos y americanos a precios mucho más bajos. Por si fuera poco, y tal y como apuntan en Xataka, el Gobierno chino ofrece un descuento de hasta 9.000 euros si se compra un coche de energía limpia. El problema está en que la oferta solo se aplica a los vehículos chinos, fomentando así que los ciudadanos asiáticos opten por marcas nacionales.

El coche Landwind X7, que salió al mercado en 2014, es una copia del Ranger Rover Evoque. Aunque el diseño es muy parecido, el precio no lo es. La versión china cuesta 13.000 euros, mientras que la original supera los 37.000 euros. Debido a esta imitación, ambas marcas acabaron en los tribunales. La justicia china señaló que el Landwind X7 copió cinco elementos de diseño al Evoque y su comercialización cesó.

Según el jefe de asuntos legales de Jaguar Land Rover, Keith Benjamin, "esta decisión es una clara señal de que la ley se está implementando de manera apropiada para proteger a los consumidores y defender sus derechos para que no sean confundidos, mientras que se protege la inversión empresarial en diseño e innovación". El Lifan 320 es una imitación del MINI Cooper. De nuevo, la diferencia más notoria está en el precio. El primero se vende por menos de 10.000 dólares, mientras que el automóvil británico supera los 27.000 en la versión más barata.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios