Menú

Italia empieza a preparar su 'flat tax': 15% para las rentas inferiores a 80.000 euros

Supondrá un alivio para los contribuyentes cifrado en 30.000 millones de euros

0
Italia empieza a preparar su 'flat tax': 15% para las rentas inferiores a 80.000 euros
Luigi Di Maio (izq.), líder del Movimiento 5 Estrellas, y Matteo Salvini, de la Liga | EFE

En los años 80, la popularidad alcanzada por el economista liberal Milton Friedman ayudó a popularizar la idea de que los sistemas fiscales progresivos deberían ser sustituidos por sistemas tributarios que apliquen una tarifa plana sobre los ingresos de los trabajadores. El concepto del flat tax empezó a ganar adeptos en los años 90 y fue adoptado por entusiasta por decenas de economías emergentes.

Esta revolución fiscal llegó a Europa a través de reformas introducidas en países del Norte y el Este como Eslovaquia, República Checa, Bulgaria, Hungría, Letonia, Islandia o Estonia. En paralelo, Rusia introdujo un tipo único del 13% que sigue en pie tras más de una década de aplicación. Lejos del Viejo Continente también encontramos reformas similares, como por ejemplo en Hong Kong, donde la retención de referencia en el IRPF supone el 15% de la renta.

El pasado año, los tres partidos del centro-derecha italiano introdujeron este debate en plena campaña de las Elecciones Generales. Desde Forza Italia, Silvio Berlusconi llevaba años planteando una reforma de este tipo. El candidato de La Liga y ahora vice primer ministro, Matteo Salvini, asumió también la idea del flat tax, al igual que hizo Georgia Meloni, la flamante lideresa del joven partido conservador Fratelli d’Italia.

Las elecciones europeas han supuesto un espaldarazo a estas tres formaciones y han animado a Salvini a llevar la propuesta al Consejo de Ministros. El gobierno, conformado por una extraña coalición que agrupa a La Liga con el Movimiento 5 Estrellas, ha filtrado ya que está dispuesto a movilizar 30.000 millones de euros para hacer realidad la reforma tributaria.

El primer paso para consolidar la tarifa plana llegó con la aprobación de los presupuestos de 2019, que incluían un tipo único del 15% para los autónomos con ingresos inferiores a los 65.000 euros anuales. Ahora, Italia baraja un flat tax que se aplicaría a los trabajadores por cuenta ajena y que gravaría al 15% sus primeros 80.000 euros de renta, con una tasa del 20% para los ingresos superiores a dicho umbral.

Salvini ha afirmado en Facebook que "los economistas de La Liga han planteado la propuesta con rigor. Sabemos su coste al céntimo y supone un alivio de 30.000 millones de euros para los trabajadores italianos". Desde Forza Italia, Renato Brunetta ha defendido la propuesta como "un shock fiscal que ayudará a nuestro país a escapar del estancamiento y crecer a tasas superiores al 3%". No hay que olvidar que este último punto es capital, puesto que la previsión de crecimiento de los analistas especializados en la economía transalpina apunta a un magro aumento del PIB, inferior al 0,5%.

Desde la izquierda se han lanzado dos tipos de mensaje contra la propuesta del flat tax. Por un lado, hay quienes denuncian que "los ricos saldrán ganando" con la rebaja. Por otro lado, hay quienes se preocupan por la salud fiscal de las Administraciones, algo especialmente delicado si tenemos en cuenta que la deuda pública ronda el 130% del PIB.

En paralelo, el gobierno italiano ha aprobado un paquete de incentivos fiscales que reducirá en 1.900 millones de euros la incidencia de los impuestos sobre las empresas. Las medidas incluyen deducciones por la compra de maquinaria, bienes de equipo o activos inmobiliarios.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation