Menú

Las ciudades donde más sube el alquiler han sido gobernadas por la izquierda

El encarecimiento más pronunciado es el que se ha producido en Palma de Mallorca, donde el precio ha aumentado un 46,2% entre 2015 y 2019.

0
El encarecimiento más pronunciado es el que se ha producido en Palma de Mallorca, donde el precio ha aumentado un 46,2% entre 2015 y 2019.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau | EFE

Arranca una nueva legislatura en los Ayuntamientos españoles, pero los problemas de los últimos cuatro años siguen encima de la mesa. Uno de los asuntos que más preocupación genera en las grandes capitales es la evolución del precio del alquiler, cuya subida ha llegado al 44% a lo largo de la última legislatura.

Así lo confirma un estudio del portal inmobiliario Idealista, en el que se detectan seis grandes urbes con subidas superiores al 30%. El encarecimiento más pronunciado es el que se ha producido en Palma de Mallorca, donde el precio de aprender ha aumentado un 46,2% entre 2015 y 2019. También Málaga rebasa la frontera del 40%, con un repunte del 42,1%.

En el top cinco de la subida de los alquileres entran también Valencia (37,9%), Castellón (37,3%), Madrid (36,7%) y Barcelona (34,2%). Así las cosas, cuatro de las ciudades con mayor subida han estado controladas por la izquierda, ya que el PSOE gobernó en Palma de Mallorca y Castellón, Compromís hizo lo propio en Valencia y Ahora Madrid se encargó del consistorio de la Villa y Corte.

El ranking también destaca el encarecimiento del alquiler en Tenerife (29,2%, gobierno de Coalición Canaria), Las Palmas de Gran Canaria (28,6%, gobierno del PSOE), Lugo (28,5%, gobierno del PSOE), Orense (28,45, gobierno del PP) o Sevilla (28,2% gobierno del PSOE). Alicante, con un encarecimiento del 28%, fue controlada por el PSOE durante tres de los cuatro años de la legislatura, pero una moción de censura entregó el poder al PP en 2018.

País Vasco, ¿caso de estudio?

La mayor contención en los precios es la que se ha registrado en Jaén (4,4%), Soria (5,7%), Ciudad Real (6,3%), Badajoz (7%) o Bilbao (9,8%). El caso de la ciudad vizcaína es notable, puesto que hablamos de una urbe muy próspera que ha logrado situarse entre las de menor encarecimiento de los alquileres. En este sentido, también llama la atención el 17% registrado en San Sebastián, de nuevo un porcentaje relativamente bajo en comparación con el promedio nacional y en relación con el nivel de vida de la ciudad donostiarra.

Según los estudios encargados por el Ayuntamiento de Bilbao, una de las claves que explican la contención de los precios ha sido el aumento sostenido de la oferta de obra nueva, que creció en 16.000 viviendas entre los años 2001 y 2011, un aumento del 10,9% que ha contribuido a acoger a nuevos residentes sin que ello genere un encarecimiento de los precios del alquiler.

Por otro lado, y en clave regional, conviene recordar que el gobierno vasco detectó hace cinco años 5.000 viviendas libres y vacías que podían salir al mercado si se ofrecían incentivos a los propietarios. Dicha propuesta cristalizó en ayudas a la rehabilitación y exenciones fiscales que han favorecido la salida al mercado de parte de estos inmuebles. Frente a la estrategia de la extrema izquierda, que aboga por castigar a los propietarios de viviendas libres y vacías, el gobierno vasco ha procurado incentivar la oferta de dichos activos, poniéndole las cosas más fáciles a los propietarios.

Eso sí: el porcentaje de viviendas alquiladas en Bilbao o San Sebastián es relativamente bajo. La ciudad vizcaína registra un porcentaje del 12,6%, mientras que la donostiarra se mueve en el 14,4%. Hablamos, por tanto, de ciudades donde la residencia en régimen de propiedad es aún más predominante que en el resto de España.

En Libre Mercado

    Servicios