Menú

Los bancos responden a De Guindos por el "contradiós" de los tipos de interés negativos

"Los tipos negativos no son buenos para los márgenes bancarios" ni para "la naturaleza del sector", señala el presidente de la patronal bancaria.

0
Los bancos responden a De Guindos por el "contradiós" de los tipos de interés negativos
Luis de Guindos y José María Roldán | EFE

La banca española y el BCE se enfrentan por los tipos de interés en mínimos históricos en los que está sumida Europa. Este jueves han coincidido el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, y el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, con unas posturas totalmente contrarias sobre este asunto. Y lo han hecho en las jornadas que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) patrocinadas por BBVA.

Mientras que el exministro de Economía con el Gobierno de Mariano Rajoy ha sacado pecho sobre la última decisión de Mario Draghi de seguir, o incluso aumentar, su programa de estímulos, el presidente de la patronal bancaria ha alertado de las consecuencias que están teniendo estas políticas para el negocio de las entidades financieras.

El BCE ha anunciado que los tipos seguirán bajos, al menos, hasta mediados de 2020, pero Draghi además, ya ha dicho que está dispuesto a aplicar políticas adicionales para encaminar la inflación de la eurozona, por lo que no es descartable que los tipos vuelvan a bajar o que aumenten las compras de deuda.

Como número dos del BCE, De Guindos se ha reafirmado en las palabras del banquero italiano, y no ha dudado en asegurar que están listos para sacar todavía más artillería, algo que se decidió en el consejo del BCE "por unanimidad".

"En el supuesto de que hubiera un deterioro adicional de las perspectivas económicas, o incluso, que la expectativa de inflación se fuera reduciendo, estaríamos dispuestos a reaccionar con medidas adicionales, y las medidas adicionales pueden ser de todo tipo", ha dicho.

¿Tipos bajos positivos para la banca?

Lejos admitir las múltiples quejas de la banca, que llaman al BCE a revertir la situación por el perjuicio que los tipos bajos generan en su negocio, De Guindos cree que estas políticas monetarias no están influyendo en su pérdida de rentabilidad, y que incluso, son positivas.

"Creemos que no es una causa de la baja rentabilidad de la banca europea por una razón: los tipos bajos han generado una situación de recuperación económica que ha permitido la reducción de los préstamos dudosos, además de un incremento de la demanda de crédito. Desde una visión global ha tenido un impacto positivo", ha asegurado el exministro.

De hecho, el actual número dos de Draghi cree que son los propios bancos los responsables de su propia pérdida de competitividad, y les ha instado a tomar medidas para solucionarlo. "Tienen que actuar desde el punto de vista de los costes", ha dicho, "reduciendo el exceso de capacidad, los créditos dudosos, siendo más eficientes, mejorando la relación costes e ingresos y también la digitalización". De Guindos ha planteado que también "puede estar perjudicando" a su negocio "el fintech y las bigtech". Según ha recordado, "los costes de la banca europea suponen, de media, son el 66% de los ingresos".

El vicepresidente del BCE ha recordado que la tarea del organismo con sede Frankfurt "es la estabilidad de precios por debajo del 2%", y no trabajar por "la rentabilidad de los bancos". El BCE establece su política monetaria "en función de la evolución de la inflación y creemos que la política monetaria implementada por el BCE en los últimos años está detrás de la recuperación económica, que es positiva para los bancos de forma más intensa que el impacto negativo de los bajos tipos", ha justificado.

El "contradiós" de los tipos negativos

Tras la marcha de De Guindos, le tocó el turno a Roldán, quien tuvo un discurso totalmente contrario al exministro. Para el jefe de la patronal bancaria, los bajos tipos de interés perjudican "gravemente" a la rentabilidad de las entidades de nuestro país.

Además, Roldán considera que el BCE envía mensajes "contradictorios" a su sector con las nuevas exigencias de capital, ya que "me empujan a prestar más, pero cada vez que concedo un crédito, tengo que poner más capital para poder financiar ese crédito".

Respecto a si los próximos movimientos del BCE podrían seguir bajando aún más los tipos, Roldán es consciente de que "el BCE tiene que hacer lo que tiene que hacer, que es situar los tipos de interés donde ellos crean que son necesarios". Eso sí, "los tipos de interés negativos no son buenos para los márgenes bancarios" ni para "la naturaleza del sector" que es "tomar prestado en el corto para prestar en el largo. Los tipos de interés negativos son un contradiós" ha sentenciado. Además, para los clientes tiene una consecuencia directa, que es "penalizar el ahorro", un error a su juicio, "en un momento de envejecimiento de la población".

No cobrarán al cliente por los depósitos

En las pocas cosas en las que han podido coincidir De Guindos y Roldán ha sido en el supuesto de que las entidades españolas puedan empezar a cobrar a sus clientes por los depósitos que tienen en los bancos. Esa "es una posibilidad, pero no es una realidad" porque "ya tenemos tipos negativos y la banca no está cobrando a sus clientes" ha declarado De Guindos.

Para el presidente de la AEB el "límite de los depósitos es, de facto, cero", por lo que, "no nos planteamos la posibilidad de cobrar por estos depósitos", como ocurre en otros países europeos, como Alemania.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios