Menú

Eliana, la heroína patrullera que lucha contra el crimen: "En Barcelona ya nadie está a salvo"

Un robo a la familia real de Qatar y la muerte de una política japonesa por una agresión alertan de la alta inseguridad en la capital.

0
Eliana, la heroína patrullera que lucha contra el crimen: "En Barcelona ya nadie está a salvo"
Eliana Guerrero con un cartel avisando a los turistas de la presencia de carteristas (Barcelona) | Wikimedia

Eliana Guerrero lleva 13 años patrullando las calles de Barcelona. Armada con un spray de pimienta y un silbato se ha convertido en el terror de los delincuentes. Esta colombiana no da crédito a la transformación que la capital catalana ha sufrido desde que llegara de su tierra natal. Harta de ser testigo de los continuos robos en el metro, empezó a vigilar los andenes y vagones para pillar in fraganti a los carteristas. Lo hizo por su cuenta, al margen de los Mossos y en vista de que la inseguridad aumentaba.

eliana-guerrero2.jpg
Eliana Guerrero patrulla en el metro de Barcelona

La colombiana ha conseguido ser la líder de las patrullas vecinales. Es la ideóloga de las unidades ciudadanas anónimas que velan por la seguridad de las potenciales víctimas. Nada la frena. Es empresaria y cuida de dos hermanas con discapacidad, pero ella puede con todo.

Eliana Guerrero hace honor a su apellido. Atiende nuestra llamada mientras está patrullando en una de las líneas de metro. "Voy con 12 compañeros de la patrulla. Nos dirigimos a la Estación de Sants, la más peligrosa. Los turistas vienen cargados de dinero en metálico y los robos son continuos y los carteristas llevan armas blancas", nos cuenta Eliana mientras se escucha de fondo el bullicio del metro.

Eliana admite que tiene miedo pero seguirá adelante con su labor. Le han roto tres dedos, ha padecido persecuciones, amenazas de muerte y la han esperado en el portal de su casa de madrugada en más de una ocasión. Su efectividad a la hora de ahuyentar a los delincuentes la ha hecho famosa en la ciudad. "No damos abasto. Somos un total de 30 voluntarios que nos coordinamos por un grupo de whatsapp totalmente privado. Han intentado meternos topos pero nos damos cuenta. Recientemente, me han llamado de todos los colectivos. Comerciantes, vigilantes del sector de ocio nocturno, médicos, taxistas, asociaciones, estudiantes, padres de familia a los que roban en las puertas de los colegios, organizadores de festivales...todos nos piden ayuda y colaboración, nadie está a salvo", detalla la patrullera.

Delincuentes organizados por colores

Uno de los perfiles de delincuentes más habituales es de los Menas (Menores extranjeros no acompañados), tenemos de todos los tramos de edades, desde los 12 años a los 65 años. Las bandas son extranjeras y se dividen las líneas de metro. La línea roja es de los marroquíes, la verde lo hacen rumanos y países del Este y la azul es de latinos. Otros grupos se dividen entre trenes pares e impares", confiesa Eliana.

Repentinamente, la empresaria nos corta. "Dame un segundo. Tenemos una incidencia de un grupo de carteristas en Diagonal. Lo estamos viendo..." nos dice con tensión en la voz. "Ha sido una de mis chicas quién se ha dado cuenta. Va disfrazada de guiri como reclamo para cazar al ladrón", nos explica. La llamada se corta.

Despenalización de la reincidencia

"Perdona. Ya estoy otra vez aquí", se disculpa Guerrero. Mientras continúa en el vagón nos critica duramente que no se endurezcan las leyes penales. "El Congreso de los Diputados es quién tiene que cambiar el código legislativo. Desde que en 2017 el Tribunal Supremo eliminó el artículo 235/1.7 que penaba la reincidencia, el aumento del crimen de la mano de la violencia se ha incrementado exponencialmente. Es brutal", se queja Eliana.

Asimismo, la colombiana resalta que la multireincidencia es habitual en Barcelona. Se incurre en gastos por cada denuncia de 1.000 euros por delincuente. Traductor, comida, gastos de transporte... Esto lo pagamos todo con nuestros impuestos. Aquí hay delincuentes que acumulan hasta 80.000 euros en total de costas para la erario público. Y suma y sigue".

La coordinadora de las patrullas vecinales tiene bien claro que si "algo grave le pasa a uno de sus patrulleros, denunciará al Estado", afirma muy seria.

Los ciudadanos pierden el miedo

Guerrero adelanta a Libre Mercado que se prepara una gran manifestación contra la inseguridad y la violencia de todos los colectivos afectados en Barcelona. "Aquí ya no se puede más. Ayer me llamó un comerciante del barrio del Borne llorando. Está destrozado. Me dio mucha pena pero yo no puedo hacer más de lo que hago. Es imposible. Pero, ¿y por qué no llaman a los Mossos? Preguntamos. "Porque nosotros somos muy efectivos", sentencia.

No obstante, Eliana reitera que "el miedo se está comiendo a los ciudadanos de Barcelona". Además señala que en su unidad de patrulleros solo tres personas son españoles. "El resto son países latinoamericanos que cuando llegaron aquí y vivieron la inseguridad decidieron combatir la inseguridad como mejor podían".

Pese a que el contexto es muy hostil para todos, la cazacarteristas apunta a que "por fin las víctimas se están espabilando". En este sentido, matiza que "cuando uno ve que te rompen los cristales de tu negocio y tu vida es amenazada ya no te queda nada que perder". La empresaria espera que "no sea demasiado tarde" y no entiende "por qué los españoles son tan miedosos y se hayan callado y tragado todos la delincuencia todo estos últimos años".

Asimismo cree que "la bola ya es enorme. La podremos parar pero va a costar mucho más. El dinero lo ponemos nosotros. Hoy me he gastado 45 euros en tres sprays...", de nuevo se hace el silencio al otro lado del teléfono. ¡Qué pasa! Escuchamos. "Vamos a la línea 2 que me aterroriza. Qué miedo. Es la línea azul. Lo siento, de verdad, tengo que dejarte porque me pueden dar un navajazo. Tengo que andar con cuatro ojos, gracias por llamarme. Un abrazo", concluye Eliana.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation