Menú

Así es Kyriakos Mitsotakis, el conservador que ha tumbado a Tsipras en las elecciones griegas

El salto a la política de Mitsotakis llega en 2003, cuando el Foro Económico Mundial le reconoce como uno de los jóvenes mejor preparados del mundo

0
Así es Kyriakos Mitsotakis, el conservador que ha tumbado a Tsipras en las elecciones griegas
Kyriakos Mitsotakis, el líder de Nueva Democracia | EFE

Las elecciones generales celebradas el pasado domingo 7 de julio en Grecia arrojaron un vuelco político de calado. La izquierda radical de Syriza ha sido la gran derrotada de unos comicios que han aupado al conservador Kyriakos Mitsotakis, el líder de Nueva Democracia que lideró la oposición al gobierno de Alexis Tsipras.

La saga familiar de Mitsotakis tiene una larga trayectoria política. Su padre, Konstantinos Mitsotakis, fue perseguido por la Junta Militar que gobernó el país entre 1967 y 1974, pero logró regresar al país tras el restablecimiento de la democracia y ocupó el cargo de primer ministro entre los años 1990 y 1993.

Las credenciales académicas del sucesor de Tsipras están fuera de toda duda. Tras su paso por la Universidad de Atenas, completó también una licenciatura en Harvard, donde recibió numerosos galardones por su excelente trayectoria. Posteriormente, Mitsotakis cursó un Máster en Relaciones Internacionales en la Universidad de Stanford, antesala del MBA que completó de nuevo en Harvard.

Mitsotakis desarrolló su carrera profesional en Londres, donde trabajó como analista financiero en Chase Bank y completó un rol similar en la consultora McKinsey. Posteriormente pasó por Alpha Ventures, la rama de capital riesgo de Alpha Bank, una de las principales entidades financieras de su país. Posteriormente dio el salto al Banco Nacional, otra corporación bancaria griega en la que dirigió la división de capital riesgo.

El salto a la política llega en 2003, cuando el Foro Económico Mundial le reconoce como uno de los jóvenes mejor preparados del mundo. Un año después, Mitsotakis entró en el Parlamento griego y puso en marcha una fundación que lleva el nombre de su padre. En 2013 entró en el gobierno de Antonis Samaras como Ministro para la Reforma de las Administraciones.

Desde este rol implementó diversas medidas orientadas a reorganizar las estructuras del Estado y reducir el despilfarro enquistado en los presupuestos públicos. Además, puso en marcha diversas reformas centradas en garantizar la digitalización de diversos trámites burocráticos. Su figura política siguió en ascenso tras la llegada de Syriza al poder.

De hecho, cuando Antonis Samaras abandonó la jefatura de Nueva Democracia y se activó un proceso de primarias, Mitsotakis movió ficha y se convirtió en el favorito de las bases para encabezar al partido. Desde comienzos de 2016, las encuestas certificaron la buena acogida que tuvo su elección entre los votantes helenos, puesto que Nueva Democracia ha superado a Syriza en intención de voto desde entonces. De hecho, antes del triunfo del pasado día 7 de junio, el partido hermano del PP español logró diversos triunfos en las elecciones europeas, regionales y locales, de modo que la llegada al gobierno de Mitsotakis era más que previsible.

El nuevo líder del país mediterráneo se ha definido a sí mismo como un hombre "fervientemente comprometido con la materialización de un Estado más pequeño y más eficiente". Además, ha criticado con ahínco "la burocracia, la politización y la falta de competencia que impiden el desarrollo efectivo de la economía griega".

En las semanas anteriores a las elecciones generales, Mitsotakis defendió la necesidad de "revivir la economía griega y recuperar la senda del crecimiento a base de captar inversión e impulsar reformas estructurales". El vencedor de los comicios se ha mostrado partidario de aprobar rebajas fiscales sin dejar de mantener un superávit presupuestario lo suficientemente holgado como para reducir el elevado endeudamiento público que heredará de Tsipras. También ha hablado de activar el plan de privatizaciones que Tsipras acordó con la Troika pero no llegó a implementar. Entre las operaciones que cuentan con el visto bueno de Mitsotakis está la concesión del Puerto del Pireo por un monto superior a los 600 millones de euros.

De hecho, nada más conocerse su victoria, el dirigente de Nueva Democracia declaró que "ha llegado el momento de tomar decisiones difíciles que pueden acarrear un elevado coste político, pero van a arrojar resultados muy positivos". Mitsotakis dijo estar "comprometido con la reducción de los impuestos, la captación de nuevas inversiones, la creación de más y mejor empleo y la reforma de las ineficientes Administraciones Públicas".

Mitsotakis concretará estos planes en septiembre, con el tradicional discurso que el líder del Ejecutivo pronuncia cada año en Tesalónica para anunciar la senda económica del curso siguiente. La "herencia recibida" complicará los planes del líder conservador, puesto que la economía crece a un magro 1,3%, el paro alcanza el 18% y el superávit fiscal se ha quedado en el 2,9% del PIB, seis décimas por debajo de lo esperado por Bruselas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco