Menú

Alojamientos alternativos y más económicos que los hoteles

Nueve de cada diez españoles, un 90,22%, se piensa ir de vacaciones este verano.

Libre Mercado
0
Alojamientos alternativos y más económicos que los hoteles
Arrancan las vacaciones | Pixabay/CC/stevepb

Las vacaciones de verano ya están aquí, aunque este año los españoles van a apretarse ligeramente el cinturón en el presupuesto. En concreto, según un estudio realizado por el instituto Sondea para Securitas Direct, el gasto medio por persona durante estos meses será de 1.184,85 euros, un 4% menos que en 2018.

Eso sí, casi nadie quiere perderse ese merecido descanso. Tan necesario es cambiar de aires después de un duro año de trabajo, que nueve de cada diez españoles, un 90,22%, se piensa ir de vacaciones, frente a un 9,78% que descarta viajar durante estos meses. Es curioso que la cifra supere ligeramente a la del año pasado, cuando sólo el 89,96% se disponía a viajar.

Otro año más, agosto será el mes favorito para el 60% de los veraneantes, seguido de julio. El destino estrella será la playa, donde se dirigirá el 59,8% de los encuestados. El pueblo (27,79%) y algún país de Europa (19,35%) cierran el podio de las alternativas más demandadas por los viajeros.

El alojamiento es una de las mayores partidas de gasto que se destinan en las vacaciones. Por eso, el alquiler de apartamentos se ha convertido en una opción cada vez más popular gracias al ahorro que puede llegar a generar frente al hotel. Por ejemplo, dos personas que pensaran visitar París del 5 al 9 de agosto tendrían que pagar 324 euros por el hotel más barato de la ciudad, según los cálculos de Kelisto. En cambio, podrían alquilar una habitación privada en las mismas fechas y zona por 171 euros, lo que supondría un ahorro del 47,2%, una cifra que puede ser aún mayor dependiendo del destino.

Alternativas al hotel

Plataformas como Airbnb o Homeaway son algunas de las más populares. Los particulares alquilan en ellas sus viviendas a un precio asequible por los días que consideran conveniente. Además, en portales como Booking ofertan multitud de descuentos en apartamentos, albergues y hostales. El abanico de alternativas económicas al hotel es muy amplio.

A falta de esos ahorros necesarios para financiar el viaje, pedir un crédito rápido puede ser una de las opciones más interesantes para no quedarse sin vacaciones.

La sencillez y la rapidez del proceso son unos de sus puntos fuertes. Sin más trámites que rellenar una sencilla solicitud online y esperar unos minutos a que se produzca la validación, es posible tener el dinero en tu cuenta para disfrutar del verano. Más información en esta web. Todo ello puede hacerse desde el ordenador de casa y sin tener que cumplir con los estrictos requisitos de los bancos tradicionales.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation