Menú

Boris Johnson quiere estrenarse bajando IRPF a rentas altas y cotizaciones a rentas bajas

Johnson ha presentado un sándwich tributario que aborda el reto de reducir la "cuña fiscal".

0
Johnson ha presentado un sándwich tributario que aborda el reto de reducir la "cuña fiscal".
Boris Johnson, exalcalde de Londres | Archivo

El anuncio de la retirada de Theresa May y el auge del nuevo partido de Niguel Farage en las pasadas elecciones europeas obligaron al Partido Conservador británico a renovar con rapidez su liderazgo. El proceso ha sido relativamente rápido y el exalcalde londinense Boris Johnson se ha convertido en el nuevo primer ministro de las islas y en el hombre encargado de pilotar al gran partido de la derecha británica.

En clave fiscal, Johnson ha presentado un sándwich tributario que aborda el reto de reducir la "cuña fiscal" por dos flancos:

- En la parte alta de los ingresos, la propuesta del nuevo líder tory pasa por aumentar de 50.000 a 80.000 libras esterlinas el umbral a partir del cual se paga el tipo máximo del IRPF. Esto supone dejar a 2,5 millones de personas en el tramo del 40%, en vez de aplicarles el 45%.

- En la parte baja de los ingresos, Johnson quiere dejar libres de cotizaciones las primeras 12.500 libras esterlinas percibidas por los asalariados. La medida beneficiaría a otros 2,5 millones de trabajadores.

¿Cuánto cuesta la rebaja?

El Instituto de Estudios Fiscales estima que el plan de Johnson tiene un coste de 20.000 millones de libras para las arcas públicas. Los primeros 9.000 millones se irían a cubrir la rebaja del IRPF para las rentas altas, mientras que los 11.000 millones restantes se dedicarían a sufragar la reducción de las cotizaciones para las rentas bajas.

Según los cálculos de esta institución, la exención de las cotizaciones en los tramos de ingresos bajos puede subir los salarios de dichos trabajadores a una tasa comprendida entre el 1% y el 2%. Por otro lado, el recorte del IRPF para las rentas altas aumentaría alrededor de un 5% los ingresos netos de los asalariados con ingresos de entre 50.000 y 80.000 libras.

El equipo de Johnson no acepta estos cálculos y ya ha rebatido los cálculos del Instituto de Estudios Fiscales. Por un lado, sus asesores destacan que el impacto lafferiano de la rebaja hará que la caída de la recaudación sea mucho menor (en el entorno de los 10.000 millones de libras). Por otro lado, su gabinete destaca que hay 26.600 millones de libras susceptibles de ser recortados en otras partidas y comprometidos para financiar la rebaja.

Abolir el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

El Stamp Duty, similar al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, es otro de los tributos que Johnson quiere reformar en profundidad. Su equipo considera necesario revisar este gravamen para la compra de inmuebles con un valor inferior a 500.000 libras esterlinas. Para la clase media, este ajuste supondría un ahorro fiscal en la compra de una vivienda valorado en una horquilla que va de 10.000 a 15.000 libras.

En Libre Mercado

    Servicios