Menú

Las centrales nucleares europeas, obligadas a frenar su producción por la ola de calor

Las altas temperaturas afectan al agua de los ríos utilizadas por las centrales nucleares.

0

La producción de la energía nuclear se ha reducido un 8%, lo que supone una caída de 5,2 gigavatios debido a la ola de calor. Aunque en España las temperaturas están siendo similares a las de otros veranos, en el norte de Europa se están superando varios récords que están afectando a diversas cosas. Una de ellas es la producción de energía nuclear.

La red eléctrica francesa ha anunciado que seis centrales del país han reducido la producción y que otros dos reactores están realizando diversas paradas debido a las altas temperaturas que se están alcanzando. Por su parte, la alemana E.ON ha anunciado que su reactor en Grohnde será desconectado durante el fin de semana.

El problema está en que las temperaturas que se están alcanzando afecta al agua de los ríos utilizadas. Las centrales utilizan este agua para refrigerar y reducir las temperaturas, después esa agua se devuelve a los ríos. Sin embargo, las altas temperaturas hacen que el agua no pueda ser devuelta sin afecta al ecosistema del propio río. Por eso, muchas de ellas han tenido que reducir la producción o hacer parones de varios días.

La regulación es la que impide que el agua sea devuelta si supera cierta temperatura, por eso las centrales se están viendo obligadas a frenar su producción. Así, actualmente, según conocemos por electricityMap, en Francia se están utilizando 35 GW de 63,1 GW que marcan la capacidad máxima de producción de nucleares galas, mientras que en Alemania se están utilizando 6,20 GW de 9,52 GW totales.

En todos los países existe una limitación ecológica de calentamiento de los ríos por centrales térmicas para evitar dañar el ecosistema. Habitualmente son 3ºC de media diaria entre la temperatura de entrada del agua de refrigeración y el agua del mismo río una vez devuelta el agua más caliente de la central.

En España este problema no es tan grave porque las centrales nucleares en funcionamiento cuentan con torres de refrigeración que evitan estos problemas. Cofrentes, Trillo y Ascó tienen dos torres de refrigeración que solventan el problema al tener balsas de agua especialmente dedicadas a esto. Sin embargo, en Alemania o Francia no cuentan con estos sistemas tecnológicos debido a que la temperatura media es mucho más baja que la registrada en España.

En Libre Mercado

    Servicios