Menú

Comprar un piso es hoy un 21% más barato que en 2007, pero alquilar sale un 11% más caro

Baleares es la región donde mayor esfuerzo hay que realizar para comprar esa vivienda, seguido de Madrid y País Vasco.

Libre Mercado
0
Baleares es la región donde mayor esfuerzo hay que realizar para comprar esa vivienda, seguido de Madrid y País Vasco.
El peso de los hogares que vive de alquiler aumenta desde 2007 | Pixabay/CC/mastersenaiper

El mercado inmobiliario, tanto en propiedad como en alquiler, ha registrado profundos cambios en la última década como consecuencia del estallido de la burbuja crediticia, siendo el precio uno de los cambios más significativos y bruscos.

Así, la crisis de 2007 trajo como resultado una caída media de los precios de compra del 36% hasta 2013, para, posteriormente, iniciar una recuperación en paralelo a la salida de la recesión. Como resultado, entre 2014 y 2018, el precio de la vivienda ha aumentado un 23% en España, pero, aun así, comprar hoy sale todavía un 21% más barato que en 2007, según un informe elaborado por la Fundación BBVA.

Aunque tanto la intensidad de la caída hasta 2013 como la de la recuperación posterior difiere entre regiones, en todas las comunidades autónomas sin excepción el precio de la vivienda en 2018 es inferior al máximo alcanzado en el pico de la burbuja. Navarra y Aragón son las regiones donde los precios en 2018 están más alejados de los alcanzados en 2007 (un 41% y 38% por debajo), mientras que Baleares es donde la caída acumulada ha sido menor (un 11%).

prein1.png

En cuanto al alquiler, su evolución ha sido justo la contraria, según este mismo estudio, ya que en 2018 el precio medio es un 11% superior al de 2007. El mayor aumento ha tenido lugar en Cataluña, Cantabria y Baleares, con crecimientos en torno al 15%. Navarra es la única comunidad en la que acceder a un alquiler resulta hoy ligeramente más barato que en 2007.

prein2.png

La vivienda es más accesible

Teniendo en cuenta la variación del precio de la vivienda y la renta bruta disponible de los hogares per cápita, desde que comenzó la crisis ha mejorado la accesibilidad a la vivienda en propiedad en España. Si en 2007 era necesario destinar la renta de 13,6 años para pagar una vivienda libre, en 2018 la cifra ha caído a 9,7. La renta per cápita ha aumentado en esos años un 8,8%, mientras que el precio de la vivienda ha caído más de un 20%.

Por CCAA, Baleares es la región donde mayor esfuerzo hay que realizar para comprar (13,3 años de renta), seguido de Madrid (12,1) y País Vasco (11,6). En el extremo opuesto se sitúa La Rioja, donde hace falta la renta de 6,5 años, menos de la mitad que en Baleares. En todas las regiones ha caído el índice de esfuerzo, aunque con más intensidad en Murcia (ha caído 5,6 años), Andalucía (4,9) y Aragón (4,9).

Para el alquiler, según datos de la UE referidos a 2016, la tasa de asequibilidad (proporción de hogares que destinan al menos el 40% de su renta disponible equivalente a la vivienda) es muy superior a la de la media de la zona euro (43% vs 27,1%), lo que implica una mayor dificultad en el acceso al alquiler en España.

prein3.png

Por último, factores como los cambios en las preferencias de los jóvenes, el elevado precio de la vivienda en relación a los salarios, el alto porcentaje de empleo temporal y tasa de paro, cambios en las desgravaciones fiscales, etc. contribuyen a explicar la caída que ha experimentado en los últimos años el peso de la vivienda en propiedad frente al aumento de los hogares que residen en viviendas alquiladas.

En concreto, y utilizando la información que proporciona la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del INE, desde que comenzó la crisis en 2007, ha aumentado en 4 puntos el porcentaje de hogares que residen en vivienda en alquiler, hasta situarse en el 18% en 2018 (16,8% en el caso del alquiler a precio de mercado).

prein4.png

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation