Menú

Lo que no cuenta la ONU: los alimentos 'ecologistas' dañan la sostenibilidad ambiental

La agricultura orgánica necesita un 70% más de tierra en promedio para producir la misma cantidad de productos que los métodos convencionales.

Libre Mercado
0
La agricultura orgánica necesita un 70% más de tierra en promedio para producir la misma cantidad de productos que los métodos convencionales.
La ONU quiere cambiar los hábitos alimenticios de todo el planeta | Pixabay/CC/hpgruesen

El informe publicado por la ONU sobre la necesidad de cambiar la dieta para combatir el cambio climático tiene mucha letra pequeña y no se puede reducir a la simple idea de comer menos carne para salvar el planeta. En el año 2016, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático señaló 20 medidas claves para combatirlo y en solo una de ellas se menciona el cambio dietético.

Los estudios relacionados con el análisis de la emisión de gases estiman que solo una séptima parte del total de las emisiones están relacionadas con el consumo de los alimentos. Una estimación que los expertos climáticos valoran es que si todo el mundo cambiase a una dieta vegana las emisiones provocadas por el consumo de los alimentos se reducirían un 70%. Sin embargo, en la estimación solo se tiene en cuenta que la cantidad de alimentos consumidos por cada persona serían solo los necesarios para mantener su peso ideal. Es decir, es una estimación bastante difícil de cumplir teniendo en cuenta que 1.900 millones de personas en todo el mundo tiene sobrepeso.

Además, cambiar a una dieta vegetariana no es nada sencillo. En 2014 una encuesta publicada en Estados Unidos reveló que el 84% de las personas que intentan cambiarse a una dieta sin carne y pescado la abandonan en menos de un año. Además, un estudio del año 2015 reveló que cambiar a una dieta vegetariana solo reduce las emisiones un 4,3% por persona cada año.

Bjorn Lomborg autor de Cool It y Skeptical Environmentalist, señala que la clave es cambiar las prácticas agrícolas si se quiere reducir la emisión de los gases, además de ser una opción más realista. "En primer lugar, los alimentos orgánicos son malos para la sostenibilidad. Un documento de 2017 encontró que la agricultura orgánica necesita un 70% más de tierra en promedio para producir la misma cantidad de productos que los métodos convencionales. Para que la producción agrícola de los Estados Unidos sea totalmente orgánica, sería necesario convertir un área mayor que la de California y Texas juntas en tierras de cultivo", comenta Lomborg.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation