Menú

'Tormenta perfecta' a la vista: guerra comercial, Brexit, recesión, Italia, Argentina, Hong Kong...

La economía mundial sufre un verano muy turbulento debido a la acumulación de graves amenazas a nivel financiero y geopolítico.

Libre Mercado
0
La economía mundial sufre un verano muy turbulento debido a la acumulación de graves amenazas a nivel financiero y geopolítico.
La economía global se enfrenta a amenazas crecientes | Pixabay/CC/sethink

La economía mundial está sufriendo un verano muy turbulento debido a la acumulación de numerosos factores de riesgos a nivel financiero y geopolítico. Si hace escasos meses el principal foco de preocupación de los inversores se centraba en la guerra comercial que protagonizan EEUU y China desde 2018, las alertas se han disparado en las últimas semanas, con el consiguiente impacto sobre las previsiones de crecimiento global.

Guerra comercial

La primera y más importante amenaza sigue siendo el proteccionismo comercial. Tras meses de elevada tensión política, la guerra arancelaria que mantienen EEUU y China, las mayores economías del planeta, desde marzo de 2018 saltó a un nivel superior este agosto, después de que Donald Trump anunciara la imposición de nuevos aranceles para cubrir la totalidad de los productos procedentes del gigante asiático.

La reacción no se hizo esperar. Pocos días después, el Banco Popular de China (BPC) dejó que el yuan se depreciara hasta su nivel más bajo desde 2008, desatando así el miedo a una guerra monetaria, lo cual dañaría aún más el comercio, lastrando con ello el crecimiento del PIB mundial. Como resultado, el dinero huyó hacia los tradicionales valores refugio, como es el caso de la deuda pública, el oro e incluso el bitcoin.

El pasado martes, sin embargo, las autoridades estadounidenses retrasaron al próximo 15 de diciembre la entrada en vigor de dichos aranceles para algunos productos chinos, relajando un poco la tensión entre ambos países, pero se mantienen las dudas sobre la culminación de un acuerdo que ponga fin a esta pugna.

Brexit sin acuerdo

Reino Unido, por su parte, sigue sumida en la incertidumbre y el caos político. La reciente llegada al poder del conservador y euroescéptico Boris Johnson ha disparado la posibilidad de que se materialice el peor escenario posible: un Brexit sin acuerdo. El primer ministro británico es partidario de romper los lazos con el bloque comunitario el 31 de octubre, aunque no se hayan pactado las condiciones de salida con Bruselas.

Johnson asegura que no aceptará un pacto que incluya la polémica cláusula para garantizar que no se establece una frontera entre la República de Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte, una disposición que la UE ha considerado hasta ahora irrenunciable. La salida sin acuerdo supondría una ruptura abrupta de los profundos lazos comerciales y económicos que existen entre Reino Unido y el resto de la UE, lo cual podría afectar de forma intensa al crecimiento de ambos.

¿Intervendrá China en Hong Kong?

Las protestas en Hong Kong comenzaron en marzo frente a la iniciativa de las autoridades locales de promulgar una ley de extradición que, según sus oponentes, podría servir para que disidentes políticos y sectores críticos con el régimen comunista fueran llevados a China para ser procesados sin garantías legales. Desde entonces, la presión interna no ha dejado de aumentar, hasta el punto de que China ha movilizado tropas cerca de la frontera, desatando los rumores acerca de una posible intervención militar en el país, lo cual elevaría aún más la tensión geopolítica.

La economía china se resiente

La producción industrial de China se expandió el 4,8% interanual en julio, un punto porcentual y medio menos que el mes anterior. La cifra, muy por debajo de las previsiones de los analistas -preveían un crecimiento de entorno al 5,8% para ese mes-, supone el crecimiento más lento de este indicador desde febrero de 2002 y evidencia la debilidad de la demanda doméstica del gigante asiático en plena disputa comercial con EEUU. Según la consultora británica Capital Economics, los datos muestran que la desaceleración de la economía china se está agudizando y auguran "más debilidad en el horizonte".

La zona euro se estanca

El descenso de los flujos comerciales y el menor crecimiento del PIB mundial también se hace notar sobre Europa. La economía de la zona euro registró entre abril y junio un crecimiento del 0,2%, la mitad que el 0,4% observado en el primer trimestre de 2019, según Eurostat. En comparación con el segundo trimestre de 2019, el PIB de la zona euro creció un 1,1%, una décima menos que en el primer trimestre y su menor ritmo de expansión interanual desde el cuarto trimestre de 2013.

Asimismo, la UE registró en el segundo trimestre un crecimiento del 0,2%, tres décimas menos que en el primero. En comparación con el mismo trimestre de 2018, la expansión interanual de la UE se ralentizó al 1,3%, su peor dato desde finales de 2013.

Alemania, al borde de la recesión

Y dentro de la zona euro destaca Alemania, que se queda al borde la recesión tras registrar una contracción del 0,1% del PIB en el segundo trimestre, frente al crecimiento del 0,4% de los tres primeros meses de 2019.

Francia, por su parte, el segundo actor económico de la zona euro, vio frenada su expansión en el segundo trimestre al 0,2%, una décima menos que en los primeros tres meses de 2019, como consecuencia de la moderación del consumo de los hogares, mientras que el PIB de Italia, la tercera mayor economía del euro, se estancó entre los meses de abril y junio, tras crecer apenas un 0,1% en el primer trimestre. Y eso sin contar que Reino Unido también se contrajo un 0,2%.

Crisis política en Italia

El caso de Italia es, además, uno de los que más preocupa, ya que el líder de la Liga viceprimer ministro, Matteo Salvini, ha tumbado el Gobierno de coalición formado con el M5S y aboga por la celebración de elecciones, abriendo así un nuevo foco de incertidumbre. Salvini encabeza las encuestas electorales y el problema es que se ha declarado partidario de la salida del euro y de incumplir las reglas presupuestarias de la UE, lo cual podría abrir un nuevo frente en el bloque comunitario.

Argentina se hunde

Por último, la economía argentina se encuentra en estado de shock tras la inesperada victoria electoral que cosechó el peronismo en las primarias del pasado domingo. El peronista Alberto Fernández, candidato del Frente de Todos, y que lleva como segunda de a bordo a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, pretende recuperar el legado kirchnerista si gana las presidenciales del próximo octubre, lo cual ha desatado el pánico en los inversores. El mercado descuenta un negro futuro para Argentina si el peronismo recupera al poder, con quiebra, corralito y empobrecimiento generalizado incluido.

España se frena

Estos son los principales factores de riesgos que, hoy por hoy, padece la economía global, cuyos efectos se dejan notar, de una u otra forma, sobre el PIB español. La economía nacional apenas creció un 0,5% en el segundo trimestre, dos décimas menos que en el primero y el menor avance desde 2014. Pero los indicadores empeoran por momentos. El último dato conocido es la caída de las ventas de la industria, cuya cifra de negocios bajó un 5% en junio respecto al mismo mes de 2018, su mayor recorte en tres años, mientras que las entradas de pedidos del sector se redujo un 3,3%, según el INE.

Con el dato interanual de junio, la facturación de la industria regresa a tasas negativas y marca su mayor descenso desde julio de 2016, cuando las ventas se hundieron más de un 8%. Por su parte, los pedidos encadenan dos meses consecutivos de caídas, aunque la registrada en junio es la más pronunciada desde marzo de 2018.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation