Menú

La ruina de Neverland: pierde un 70% de su valor en cuatro años

En 2015, cinco años después de la muerte del cantante, la finca salió a la venta por 90,6 millones de euros.

Patricia Malagón
0
En 2015, cinco años después de la muerte del cantante, la finca salió a la venta por 90,6 millones de euros.
Neverland | Gtres

Neverland es probablemente una de las residencias más famosas de todo el mundo. La mítica finca comprada por Michael Jackson en 1987 siempre ha estado en el foco de la prensa. Tras la muerte del que fuera el rey del pop, la propiedad pasó a manos de la familia Jackson y esta decidió ponerla a la venta a través de una agencia inmobiliaria.

En 2015, cinco años después de la muerte del cantante, la finca salió a la venta por 100 millones de dólares (90,6 millones de euros). Tras varios meses en el mercado, la residencia ubicada en Los Olivos (California) no recibió ninguna oferta de compra. Por eso, en el año 2017, la agencia rebajó el precio hasta los 60,7 millones de euros.

A pesar de la rebaja de 30 millones de euros en el precio, ningún comprador apostó por hacerse con Neverland. Ahora, la aparición del documental Leaving Neverland, en el que dos hombres aseguran haber sufrido abusos sexuales por parte de Michael Jackson en la famosa finca, el precio ha caído con fuerza. Es más, el fondo encargado de la venta de la casa ha decidido denunciar a HBO, productora del documental. La aparición de ese documental y el deteriorado estado del lugar han hecho que el precio actual de mercado se sitúe en 28,1 millones de euros. Es decir, en cuatro años el valor de Neverland ha caído un 70%.

Neverland por dentro

La finca tiene unas 1.100 hectáreas en las que se levantan una casa de estilo normando, dos casas para los huéspedes, un lago privado, un cine para 50 personas, una pista de tenis, una piscina estilo laguna, un granero, un estudio para bailar, una estación de tren ambientada en la temática Disney, un zoo privado con animales exóticos y un parque de atracciones.

En un primer momento, la finca era propiedad de William Bone, quien pidió al arquitecto Robert Altevers que diseñara una casa al estilo normando con roble francés del siglo XVIII llevado a California desde dos castillos franceses.

En 1987, cuando Michael Jackson se encontraba en el momento más álgido de su carrera, decidió hacerse con la propiedad por 17,68 millones de euros. El cantante realizó varias reformas como la instalación del parque de atracciones o de la estación de tren ambientada en Disney.

Sin embargo, tras la muerte del cantante, Neverland ha pasado a ser un quebradero de cabeza para los herederos del autor de Thriller. Según afirman los medios americanos, la finca está descuidada y no presenta un buen estado. Es decir, el nuevo propietario tendría que hacer una inversión extra en reformar la residencia. Además, los escándalos publicados sobre los supuestos abusos a menores han hecho que el nombre de Neverland quede dañado. Tanto es así que, en 2015, la finca pasó a llamarse Sycamore Valley Ranch.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation