Menú

Marcharse a Andorra es posible: "Un Estado no puede ahogar a sus contribuyentes a impuestos"

Libre Mercado ha hablado con Jose Sansa, creador del portal Vivirandorra.com y especializado en asesorar a autónomos y asalariados.

Patricia Malagón
0
Libre Mercado ha hablado con Jose Sansa, creador del portal Vivirandorra.com y especializado en asesorar a autónomos y asalariados.
Estación de esquí en Andorra I LD

"¿Te sientes una marioneta del país en el que vives?", "¿alguna vez te has sentido impotente porque la mitad de lo que ganas acaba en las arcas del Estado?" Esas son algunas de las preguntas que se hace José Sansa, creador del portal Vivirandorra.com y especializado en asesorar a autónomos y asalariados. Libre Mercado ha hablado con él de su negocio y de las principales diferencias con España.

jose-sansa.png
José Sansa

Pregunta (P): ¿Cómo es la fiscalidad andorrana en comparación con la española?

Respuesta (R): la fiscalidad andorrana es mucho más competitiva que la española y esto está haciendo que muchas personas estén cruzando los pirineos para establecerse en Andorra. Por lo que respecta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) andorrano, se trata de un impuesto por tramos: los primeros 24.000 euros están exentos de tributación, los siguientes 16.000 euros tributan al 5% y, lo que excede de 40.000 euros, al 10%. Esto quiere decir que si una persona residente en Andorra gana 30.000 euros en un año únicamente pagaría en su IRPF el 5% de lo que excede de 24.000 euros. Es decir: 6.000 x 5 = 300 euros.

Por otro lado, si un residente en Cataluña, soltero y sin hijos, ha ganado la misma cantidad (30.000 euros) pagaría por razón del IRPF, alrededor de 5.000 euros. Por lo tanto, la diferencia es brutal entre tributar en un sitio u otro.

P: ¿Cuál es la presión fiscal que sufren las empresas en Andorra?

R: Por lo que respecta al Impuesto de Sociedades andorrano, el tipo impositivo es del 10%, pero existen múltiples deducciones y bonificaciones que hacen que la tributación efectiva generalmente sea inferior al 10%. A modo de ejemplo: por incremento de plantilla respecto al ejercicio fiscal anterior la deducción es de 3.000 euros por persona contratada.

P: ¿Es complicado el proceso de cambiar una empresa de España a Andorra?

R: Lo único seguro que hay en la vida es el cambio y, sin embargo, hay mucha gente reticente al cambio. Más que complicado yo diría que hace falta compromiso. Para establecerse en Andorra hay tres vías principales: como asalariado, como autónomo o como residente pasivo. Para venir como asalariado hace falta que una empresa andorrana te contrate. Pasado un año te podrás dar de alta como autónomo sin las restricciones de las que hablaré a continuación.

Por otro lado, para instalarte en Andorra como autónomo hace falta constituir una sociedad de responsabilidad limitada y constituir un depósito de 15.000 euros en favor de la Autoritat Financera Andorrana. Este depósito no es un "gasto" sino que, si alguna vez decides marchar del país, lo recuperas. Finalmente, existe la residencia "pasiva" para grandes patrimonios o rentistas y, uno de los mayores hándicaps, es que hay que invertir 400.000 euros en el país (la gente normalmente invierte este dinero en comprar su casa) y, además, constituir un depósito de 50.000 euros que no se puede tocar salvo que marches del país.

P: Hasta 9 youtubers han decidido trasladarse a vivir a Andorra por las ventajas fiscales para los autónomos, ¿es un fenómeno en auge?

R: Y los que quedan… Al final un Estado no puede ahogar a sus contribuyentes a impuestos desorbitados porque provoca que la gente que pueda deslocalizarse lo haga. Vivimos en un mundo en el que cada vez hay más gente que trabaja desde casa y, si miramos hacia Estados Unidos, esto no ha hecho más que empezar. Según algunas investigaciones, se estima que en 2035, habrá 1.000 millones de nómadas digitales -personas que trabajan "en remoto"- repartidos por el mundo.

P: ¿Has notado que la demanda de trasladarse a Andorra ha crecido?

R: Sí, en 2012 Andorra avanzó considerablemente en su proceso de apertura económica cuando eliminó el requisito de que la participación en una sociedad tenía que ser mayoritariamente andorrana. Es decir, un español no podía tener más del 49% de las acciones o participaciones de una sociedad andorrana. Desde entonces, gente de diferentes perfiles ha establecido su residencia en Andorra: profesionales sanitarios, deportistas, jugadores de póker, youtubers…

P: ¿Se podría decir que Andorra es un paraíso fiscal?

R: A mí me gusta decir que si existen los paraísos fiscales es porque existen los infiernos fiscales. Fuera de bromas, pese a lo que pueda pensar mucha gente, Andorra no es un paraíso fiscal. Durante muchos años así se le consideró, pero ha dado pasos de gigante para salir de esta lista negra de "paraísos fiscales": convenios para evitar la doble imposición, intercambio de información (primero bajo demanda y ahora automático), implementación de unas figuras impositivas que gravasen la renta…

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios