Menú
José García Domínguez

Trump y los cerdos de Extremadura

El librecambio tiene los días contados.

José García Domínguez
0
El librecambio tiene los días contados.
EFE

Airbus es una empresa europea que fabrica aviones comerciales muy buenos y muy caros. Y Boeing es una empresa norteamericana que también fabrica aviones comerciales muy buenos y muy caros. Aibus y Boeing, por lo demás, constituyen un duopolio global que se reparte el muy rentable mercado mundial de los aviones comerciales buenos y caros. Al tiempo, como el comercio de esas naves es tan goloso y como los dos miembros del duopolio disponen de una pareja capacidad de influencia política para captar ayudas bajo mano de sus respectivos Gobiernos, la industria semimonopolística de los aviones comerciales buenos y caros se ha convertido en un ejemplo de libro de todo lo que no debería ser el capitalismo competitivo y sin barreras de entrada (no confundir con el de libre mercado). Así las cosas, y siguiendo el ejemplo de cómo se repartían sin protesta alguna las uvas de un racimo el ciego y el Lazarillo de Tormes, la Unión Europea, conocedora de que Trump estaba haciendo lo mismo que ellos a escondidas, no denunció a Boeing ante la OMC, con la falsa esperanza de que el presidente americano obrase igual.

Pero Trump, y esa es su gracia, resulta ser siempre un tipo imprevisible. Así que rompió otra vez la baraja cuando nadie en Bruselas lo esperaba. Y el resultado de ese enredo es que, al final, pagarán el pato los productores extremeños de jamón ibérico. El célebre aleteo de la mariposa de los bosques de Borneo que termina provocando un maremoto en Canadá. Una anécdota menor, la de los cerdos extremeños damnificados por sofisticadas aeronaves transcontinentales de última generación que desafían la barrera del sonido, que procede insertar dentro de una categoría general, esa sí, trascendente: la del acelerado final de la era del libre comercio global que se inició en la década de los ochenta del siglo XX coincidiendo con la caída del Muro, la transición de la China maoísta hacia un peculiar y exitoso modelo de capitalismo de Estado y el resurgir de la ideología económica liberal en los países anglosajones, rebrote que luego se extendería al resto de Occidente.

Abrupto y acelerado ocaso, sí. Y como muestra un botón: en solo dos años, de 2017 a 2019, el promedio de los aranceles que impone Estados Unidos a las exportaciones chinas ha saltado de un testimonial 3% al 24% de ahora mismo. Y no hay ninguna razón, absolutamente ninguna, para dar por hecho que lo mismo no vaya a ocurrir con Europa en el futuro inmediato. Bien al contrario, lo lógico es suponer que esa va a ser la tendencia en las relaciones comerciales entre USA y la UE. Ya casi nadie se acuerda, pero empezamos el nuevo milenio con las calles de Seattle y de Génova tomadas por la guerrilla urbana de los ultraizquierdistas antiglobalización del Black Bloc y, apenas veinte años después, es el líder del Partido Republicano y presidente de los Estados Unidos de América quien encarna en el tablero internacional la filosofía profunda de su misma causa. La misma. El librecambio tiene los días contados. Lástima de cerdos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation