Menú

El último despilfarro electoral de Sánchez: reducirá el número de peonadas para cobrar el PER

Aunque el Gobierno esté en funciones, "seguirá funcionando", ha presumido Pedro Sánchez.

LM/ Agencias
0
Aunque el Gobierno esté en funciones, "seguirá funcionando", ha presumido Pedro Sánchez.
Una agricultora | Cordon Press

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha prometido a los agricultores reducir el número de peonadas para poder cobrar el subsidio agrario, el popular PER. Con la excusa de poner en marcha un plan de acción para ayudar al sector agroalimentario y ganadero a hacer frente a la subida de los aranceles planteada por la Administración estadounidense, el líder del PSOE ha anunciado su enésimo regalo electoral.

En el caso de Andalucía o Extremadura, se trataría de reducir el "número de peonadas para poder cobrar el subsidio agrario", ha concretado el presidente, que ha insistido en que aunque el Gobierno esté en funciones, "seguirá funcionando".

Así lo ha anunciado en una comida mitin ante 600 cargos y militantes socialistas en un hotel de Jaén, donde ha precisado que estas ayudas para hacer frente al "atropello arancelario" de Trump se dirigirán a todas las comunidades autónomas, aunque se ajustarán a las necesidades específicas de los sectores afectados en cada una de ellas.

En febrero de 2018, el Gobierno de Mariano Rajoy ya rebajó de 35 a 20 peonadas necesarias para acceder a este subsidio debido a la sequía.

Los pasos del Gobierno contra Trump

Por otro lado, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, se ha reunido con representantes de la organizaciones y cooperativas agrarias y la industria agroalimentaria, y ha insistido en la necesidad de unidad. Aunque "no es bueno para nadie" entrar en una "guerra comercial", los intereses "deben ser defendidos firmemente" y eso requiere "consenso", ha afirmado.

Planas ha cifrado en 200 millones lo que tendría que desembolsar el sector si entran en vigor las tasas (en un cálculo a partir de los 765 millones de euros de negocio que cada año generan las ventas de los productos españoles afectados).

El ministro se reunirá mañana miércoles con los aún comisarios de Comercio, Cecilia Malmström, y de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, para analizar la situación y conseguir un aplazamiento de la entrada en vigor de los aranceles o su cancelación.

Entre las medidas que se plantea solicitar a la Unión Europea (UE), si se mantiene la decisión estadounidense, está el almacenamiento privado de aceite (una de las producciones más afectadas), el apoyo a la promoción para buscar terceros mercados y ayudas para el sector, como las que ya se otorgaron en casos como el veto ruso a productos comunitarios.

El presidente de la Asociación de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva, (Asoliva), José Pont, ha recordado que la tasa se aplica a los envasados pero no al granel: "Te enfrentas al dilema de perder el mercado, asumir un 25% o envasarlo en EEUU, que es lo que quiere Trump".

El director general de la Federación Española del Vino (FEV), José Luis Benítez, ha expresado su temor al inicio de una "guerra comercial" entre la UE y EEUU que vaya "in crescendo"; mientras que el secretario general de la Asociación de Exportadores e Industriales de la Aceituna de Mesa (Asemesa), Antonio de Mora, ha apostado por responder a Estados Unidos "con las mismas armas".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios