Menú

El último golpe a la mujer más endeudada de España por el Impuesto de Sucesiones: le quitan la beca de comedor a su hijo

Paloma Alonso, la madre del pequeño, se ha erigido como la que más debe por el Impuesto de Sucesiones de España.

0
Paloma Alonso, la madre del pequeño, se ha erigido como la que más debe por el Impuesto de Sucesiones de España.
Paloma Alonso, afectada y madre del pequeño | LD

Dos cartas de parte de la Administración en la misma semana han sido suficientes para dejar a Paloma Alonso completamente devastada. Esta mujer de 38 años forma parte de la larga lista de afectados por el Impuesto de Sucesiones, que se extiende a lo largo y ancho de nuestras fronteras. Pero su caso es de los más sangrantes porque Paloma es conocida por ser la heredera que más debe en España por el impuesto a la muerte. Al menos, todavía no ha salido a la luz una deuda tan estratosférica como la suya.

"Ojalá destacara por otra cosa y no por esto, que me está quitando la vida", aseguraba Paloma el pasado mes de febrero, en una entrevista con Libre Mercado. Entonces, su deuda ascendía a la friolera de los 1,2 millones de euros. Pero esa cifra no estaba actualizada, y por si la cuantía no fuera poca, la Agencia Tributaria ha tenido el detalle de enviarle otra misiva poniéndole al día: resulta que tiene que abonar 1,9 millones de euros.

embargo.jpg

"Ni robando cinco bancos podría conseguir ese dinero. Ya les he pagado 500.000 euros, y no tengo más", cuenta ahora. El drama de esta mujer comenzó en el año 2004, cuando su padre murió en Palencia, donde ella y su familia siguen viviendo actualmente. Según su testimonio, el fallecido tenía junto a sus otros tres hermanos un patrimonio que constaba de: "Cinco viviendas, algo de efectivo y un terreno donde iban construir viviendas, que era el grueso de todo". Su padre falleció antes de empezar las obras, y su única hija pasó a heredar el 25% de todas sus propiedades.

"Nuestro gestor calculó que debía pagar 41.000 euros por la herencia, y así lo hice", explicó a este periódico. Paloma tuvo dos años y medio de paz hasta que, en 2007, recibió una carta de Hacienda "en la que me decían que no compartían la liquidación que habíamos hecho, y que tenía que pagar 600.000 euros". Pero el estallido de la burbuja del ladrillo paralizó el proyecto inmobiliario de su padre, mientras la deuda iba creciendo y la heredera seguía sin obtener liquidez para pagarla. Finalmente, los pisos se construyeron y se vendieron, lo que le permitió a Paloma pagarle un buen pellizco a Hacienda pero, para entonces, los intereses se habían disparado.

"Desde entonces, no puedo tener ningún tipo de ingreso porque se lo lleva Hacienda. No tengo libertad y no puedo tener una vida normal porque nunca voy a poder pagar. Es mejor que me lleven a la cárcel a que me tengan viviendo así", lamenta la afectada. "Si dicen que un Estado no puede torturar físicamente ni psicológicamente a los ciudadanos, a mí me lo están haciendo", añade. Debido a este calvario, que ya dura 15 años, Paloma denuncia "la ansiedad, la rabia y la depresión" que sufre. "Me han apartado de la sociedad", afirma.

Su hijo se queda sin beca

Pero la gota que ha colmado el vaso ha venido de la mano de una segunda carta. Esta vez, el remitente era el Ministerio de Educación, que le informaba de que le denegaban la beca para el comedor de su hijo por "no estar al corriente de las deudas tributarias". Como se observa en la imagen del escrito, además, el Ministerio le da a Paloma 10 días para que salde su deuda con Hacienda. "Ni en un millón de años podría reunir los casi 2 millones de euros que me piden", exclama.

carta-comedor-paloma-ok.jpg

"Ya no sólo me están castigando a mí, ahora, la Administración está castigando a un niño de 3 años en su primer año de colegio. Mi hijo no se va a poder quedar a comer al comedor porque yo no puedo pagar los casi 5 euros al día que cuesta porque no tengo ingresos y mi marido está contratado por ETT ¿No se supone que estas becas son para los más desfavorecidos?", se pregunta.

Además, Paloma Alonso está embarazada de 7 meses. "Yo soy hija única y no quiero dejar a mi hijo solo en la vida, y menos, con todo esto", lamenta. La afectada exige también a la Junta de Castilla y León celeridad a la hora de eliminar el Impuesto de Sucesiones en la región, como ya ha anunciado el Gobierno del PP. "Dijeron que se iban a poner en contacto con los afectados, y no lo han hecho", critica. Plataformas como Stop Sucesiones llevan años luchando y manifestándose por acabar con este tributo en toda España.

El caso de Paloma no es el único en el que un menor de edad se queda sin una prestación social debido a la voracidad del Impuesto de Sucesiones. En 2018, también conocíamos el drama de Isabel María, una andaluza a la que la Agencia Tributaria, no sólo le había dejado con las "cuentas a 0", sino que también, le retiraba la ayuda de 100 euros mensuales que recibía por su hija.

"No veo salida. Me lo han quitado todo, hasta los 3 euros que tenía en la cuenta me han llegado a quitar", relataba entonces la mujer. Su hermano también estaba pasando por una situación similar. "En el IRPF ya no le dejan aplicarse la deducción por familia numerosa, ¡cuando es el pan de sus hijos!", exclamaba.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios