Menú

La actividad de la industria española se hunde a niveles de 2013 y hace saltar las alarmas

La entrada de pedidos en las fábricas sigue en caída libre, pero el descenso entre agosto y septiembre es aún mayor de lo esperado.

0
La entrada de pedidos en las fábricas sigue en caída libre, pero el descenso entre agosto y septiembre es aún mayor de lo esperado.
Malos datos para la industria | EFE

La consultora IHS Markit elabora mensualmente el índice manufacturero para medir la evolución mercantil del sector secundario. Su barómetro se coloca por encima de los 50 puntos cuando la tendencia va a más, mientras que los resultados son inferiores a dicho valor cuando el volumen de actividad de las fábricas está en retroceso.

Comparando los años 2017 y 2018 con el ejercicio 2019, la evolución del Índice PMI resulta más que preocupante. Si durante el bienio anterior se alcanzaban indicadores que oscilaban entre los 54 y los 56 puntos, el curso presente está marcado por una caída continuada en la actividad del sector, hasta el punto de que en septiembre se han alcanzado mínimos que no se registraban desde abril de 2013.

La industria suma así cuatro meses consecutivos de contracciones, confirmando el temor de muchos analistas a un enfriamiento económico superior de lo anticipado por el gobierno. Así, aunque el Ejecutivo de Pedro Sánchez decía a comienzos de verano que se estaba planteando revisar al alza sus proyecciones de crecimiento, lo cierto es que indicadores adelantados como el Índice PMI confirman que la evolución de la economía es mucho peor, con claras muestras de desaceleración y sectores cada vez más perjudicados por el enfriamiento.

El consenso de los analistas consultados por IHS Markit apuntaban a una horquilla comprendida entre los 47,4 y los 49,0 puntos, de modo que la desaceleración no es del todo sorprendente. Lo que sí resulta preocupante es que el indicador para septiembre se situó en 47,7 puntos, en la banda más baja de las estimaciones. Dicho de otro modo: solo los expertos más pesimistas se han acercado al dato real de caída de la actividad manufacturera.

industria-espana-crisis.jpeg

Fuerte retroceso en la entrada de pedidos

Pero lasmalas noticias no terminan ahí. La entrada de nuevos pedidos en las fábricas también experimenta un desplome muy preocupante. Este es el quinto mes consecutivo en el que este indicador sufre una contracción, pero con el agravante de que solo entre agosto y septiembre se observa un descenso desde los 49,1 hasta los 45,6 puntos. Al igual que ocurre con las cifras de actividad, los números relacionados con la entrada de pedidos son los peores en seis años.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation